Yumbo

En pleno Orgullo canario, lo que podría haber sido una tragedia ha resultado acabar en un susto, bastante grande, y daño material. Todo apunta a que un pirómano, por venganaza, prendiera fuego a uno de los locales del centro de ocio Yumbo y que el fuego se haya propagado rápidamente.

Aunque esto está por confirmar, al menos se puede descartar totalmente un ataque homófobo. Uno de los centros de ocio gay más importantes de las Islas Canarias sufre así un duro golpe, ya que tardarán días en volver a estar disponibles algunos de sus locales. Esto puede afectar a los más de 50.000 turistas que se acercan a Gran Canaria.

Cuatro empresarios del centro han sufrido daños pero la Policía de San Bartolomé ya ha detenido al sospechoso, de origen británico.

Via | La Provincia


Tags |