QueridasReinas

Este año he sido muy bueno. Este año he sido bueno. Este año he sido una marica mala, a quién pretendo engañar.

A lo largo de este 2009 no he hecho todas las cosas que debería haber hecho. Y he hecho cosas que no debería. Pero como ante todo soy sincero, os las voy a decir, para que decidais si me merezco o no los regalos que quiero.

Me he cruzado de brazos ante muchas injusticias. Tanto lejanas, que yo pensaba que no me afectaban, como cosas en mi propio barrio. Desde ataques homofóbicos directos, como sutiles sugerencias de que no somos personas merecedoras del amor de algún dios. Se ha dicho y escrito mucho sobre gays, lesbianas, bisexuales y transexuales a los que no conozco y no siempre me he molestado en comprender su historia. He dicho aquello de bah, pero esto a mi no me pasará nunca y he mirado para otro lado.

Tengo amigos, conocidos y hasta enemigos que siguen practicando el sexo a pelo, el bareback, y no siempre les he dicho que arriesgarse no merece la pena. No les he hablado de cifras, ni de peligros, ni les he rebatido lo de eso a mi no me va a pasar. Y debería haberlo hecho, porque luego no hay forma de arrepentirse de eso.

A nivel de marica mala, no siempre he devuelto las llamadas y mensajes a ese chico con el que he follado y le pedí el móvil y me despedí con un ya te llamaré. Más aún, teniendo en cuenta la cantidad de veces que me lo han hecho a mi. Pero os prometo que para este 2010 intentaré ser más claro con los chicos que pasen por entre mis piernas. Si me gustan se lo dejaré claro. Si no me gustan también.

He sido muy criticona este año. He hablado mal de maricas que se liaban con chicos que me gustaban. He malmetido de maricas del grupo. He dejado caer pequeñas indirectas para que otras maricas odiaran a maricas que creían llevarse bien con maricas. He cotilleado perfiles de Bakala, Facebook y demás redes sociales de novios de exnovios de novios de mis amigos para luego comentarlas con otra gente. He hecho de portera, de verdulera, de peluquera, de vecina que habla a gritos por la ventana, de cotilla y de mala pécora.

He tonteado hasta el límite con chicos que les gustaban a mis amigos. He intentado más allá de lo éticamente permitido con los novios de mis amigas. Sí, he sido así de puta, lo reconozco. Me he aprovechado de algún chico feo en la disco para que me pagara los tragos, la crisis que está siendo muy dura.

Pero Queridas Reinas, todo esto no lo he hecho con maldad. Lo he hecho porque necesito algo de emoción en mi vida cotidiana. Realmente no he pretendido hacer el mal a nadie. Sólo divertirme. Por eso espero que me traigais todos alguno de estos regalos:

* un novio tan guapo como Pep Guardiola, con la gracia y desparpajo de Hugh Jackman, que me quiera tanto como se quieren Portia y Ellen y que me haga la mitad de las cosas que salen en las pelis de Ranging Stallion.
* un buen trabajo: pocas horas, poca responsabilidad y buen sueldo. Que me deje tiempo para visitar redes sociales y colgar fotos mías con el novio de antes.
* la videoconsola de moda. Pero que se puedan ver BlueRays. Así mi novio guapo me comprara porno en BlueRay y lo podremos ver en buena calidad.
* una tele gigante para ver el porno en BlueRay.
* que Kylie Minogue venga a Huesca el fin de semana de mi cumpleaños, nos encontremos por la calle y decida cantar en mi fiesta. Total ¿qué le cuesta? Si tengo todos sus discos originales, que haga playback, que no me importa.
* la paz en el mundo.

Sin más, dejo de entreteneros, Reinas, que seguro que esta noche teneis mucho trabajo y los sacos llenos de buttplugs que entregar. Este año 2010 prometo ser bueno. Me comeré todo lo que me metan en la boca, obedeceré a mis amos cuando yo haga de esclavo, sólo me haré pipi en los momentos watersports, veré el porno justo y necesario sin abusar y prometo hacer de celestino con los más desfavorecidos que no saben ligar.

Sinceramente, Peibols.


Tags |