AA

Alejandro Amenábar es uno de los directores españoles más universales y cada una de sus películas es tan esperada, que desespera el espacio que siempre deja entre la realización de una y otra.

En realidad, Alejandro no nació en España, sino en Chile, de padre chileno y madre madrileña, pero al cumplir su primer año de vida, se trasladó a Madrid con la familia y desde entonces para acá, su vida se ha desarrollado, entre viaje y viaje, en la Villa y Corte. Y por todo ello, esta mañana, el Ayuntamiento de Madrid lo ha elegido Hijo Adoptivo. En el acto, han estado presentes, entre otros, el ex edil Alberto Ruiz Gallardón y Ana Botella, ex consorte y Alcaldesa. Delante de ellos y de la multitud presente, Alejandro dió las gracias a Madrid por haberle dado la oportunidad de vivir su sexualidad con plenitud.

Un Amenábar agradecido, ha declarado en su breve pero sentido discurso de agradecimiento:

Porque Madrid me ha dado trabajo, que no es poco con la que está cayendo; porque me ha dado libertad, me ha dejado vivir mi condición sexual haciendo lo que quiero, yendo a los sitios que quiero; y me ha dado mucho alegría

También entre los presentes y homenajeados se encontraba Jaime Garralda, sacerdote venido de otras tierras, y que al igual que la creadora de la deliciosa parábola sobre las peras y las manzanas, pertenece a una institución que nos respeta, pero como que no comulga con nosotros. La visibilidad de Alejandro, expuesta simple y abiertamente es un testimonio más, desde un púlpito ideal esta vez, para que aquellos que no entienden más que de extrañas ecuaciones hortofrutícolas y excusas rebuscadas en libros milenarios, acaben de enterarse, y comiencen su conversión a la aceptación de un Mundo Igualitario. Lo del joven cineasta hoy, sin duda ayuda.

Vía I El País

Tags |

Pin It on Pinterest

Share This