Children of God

Síguenos

Children of God

No sólo de Gay Cinema viven los cinéfilos de Ambiente G y de cuando en cuando, aunque sea muy de vez en cuando, me gusta hacerme eco de algún título interesante y quizás tan raro que tal vez tengáis que esperar a que un festival especializado lo presente, o que de festival en festival vaya ganando suficiente crédito para disfrutar de una distribución más generosa.

Navegando por la red me he encontrado con una pequeña joya muy prometedora, ‘Children of God’, primer largo de ficción del nativo de Nassau (Bahamas), Kareem J.Mortimer, donde en un envoltorio precioso de exquisita fotografía y música nos cuenta el difícil amor entre dos hombres jóvenes que servirá sin embargo como pequeño gran viaje de crecimiento para los dos y para los personajes que circulan alrededor de sus vidas.

black beauty

Jonny es un joven artista gay blanco bahameño, sumido en un estado de depresión, que se enfrenta a la posibilidad de ser expulsado de la Universidad en la que estudia si, de acuerdo a sus profesores, no es capaz de poner en lo más alto su potencial creativo. Presionado y acosado por una homofobia brutal decide escapar a la escasamente habitada isla de Eleuthera, donde aún enfrentándose a una mujer, Lena, cuyo activismo antigay va más allá de su corazón, conoce a un misterioso amante, Romeo, junto a quien no sólo explorará una serie de nuevas emociones físicas que le servirán además de inspiración para volver a pintar con todo su potencial creativo.

Una breve sucesión de acontecimientos llevarán a Jonny a tener que decidir entre abandonar a su amor, su carrera y su felicidad o moverse a través de la ausencia de miedos y coraje. Lena, por su parte, superará su oblicuo odio en un precioso entralazado de humor, drama y valor que colocará a cada uno de ellos justo donde querían llegar.

‘Children of God’ es un rara avis dentro del cine de temática gay, y la única película no porno, que yo recuerde que retrata el amor de un hombre blanco por uno negro y las enormes posibilidades estéticas, por un lado, y sociales, por otro, que ello genera.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios