Children of God

Children of God

No sólo de Gay Cinema viven los cinéfilos de Ambiente G y de cuando en cuando, aunque sea muy de vez en cuando, me gusta hacerme eco de algún título interesante y quizás tan raro que tal vez tengáis que esperar a que un festival especializado lo presente, o que de festival en festival vaya ganando suficiente crédito para disfrutar de una distribución más generosa.

Navegando por la red me he encontrado con una pequeña joya muy prometedora, ‘Children of God’, primer largo de ficción del nativo de Nassau (Bahamas), Kareem J.Mortimer, donde en un envoltorio precioso de exquisita fotografía y música nos cuenta el difícil amor entre dos hombres jóvenes que servirá sin embargo como pequeño gran viaje de crecimiento para los dos y para los personajes que circulan alrededor de sus vidas.

black beauty

Jonny es un joven artista gay blanco bahameño, sumido en un estado de depresión, que se enfrenta a la posibilidad de ser expulsado de la Universidad en la que estudia si, de acuerdo a sus profesores, no es capaz de poner en lo más alto su potencial creativo. Presionado y acosado por una homofobia brutal decide escapar a la escasamente habitada isla de Eleuthera, donde aún enfrentándose a una mujer, Lena, cuyo activismo antigay va más allá de su corazón, conoce a un misterioso amante, Romeo, junto a quien no sólo explorará una serie de nuevas emociones físicas que le servirán además de inspiración para volver a pintar con todo su potencial creativo.

Una breve sucesión de acontecimientos llevarán a Jonny a tener que decidir entre abandonar a su amor, su carrera y su felicidad o moverse a través de la ausencia de miedos y coraje. Lena, por su parte, superará su oblicuo odio en un precioso entralazado de humor, drama y valor que colocará a cada uno de ellos justo donde querían llegar.

‘Children of God’ es un rara avis dentro del cine de temática gay, y la única película no porno, que yo recuerde que retrata el amor de un hombre blanco por uno negro y las enormes posibilidades estéticas, por un lado, y sociales, por otro, que ello genera.



Sobre

Rebelde, apasionado, singular, rompehuevos... qué sé yo. Dicen que soy indefinible, a Dios gracias! Definir personas es aburrido y sintomático del que está enfermo de pánico. Llevo años bailando sobre brasas ardiendo y o una de dos, o las brasas se apagaron o ya me acostumbré al fuego lento, porque luchar sigo luchando y soy enormemente feliz por ello. Por el camino he pasado necesidades y he aprendido a hacerlas aliadas y he ganado en sabiduría, en coraje y en cantidad de amigos, algunos amantes y un par de amores o tres absolutamente inolvidables. Uno de ellos, el más grande, Dan, da a esta cuenta su nombre. Mi presencia aquí es un homenaje al amor que nunca se ha roto entre nosotros, como retrato siempre apasionado, a veces alegre, a veces melancólico, del mayor amor de mi vida. Y si además de eso estoy por algo más, es por CREER, así con mayúsculas, que nuestra lucha por brillar en lo más alto como miembros de esta minoría maravillosa de la que formamos parte vale la pena, y aquí ando, mejor o peor, poniendo un granito de arena por ello. Para cualquier otra cosa, mi dirección de email es dan.ambienteg@hotmail.com y mi sitio en Facebook lo tenéis aquí.


'Children of God' tiene 6 comentarios

  1. 24/12/2009 @ 02:20 ♥ Mi Dady ♥

    guaooooooooooooo con solo leer lo que dice el post ya me emocione…
    esa pelicula se ve increible y estoy totalmente de acuerdo que se demuestre nuestra forma de amar sin caer en el morbo o porno.. un amor puro y verdadero como con el que todos soñamos ahhhh.. quiero verlaaaaaaaaaaaaaaa

    kiss

    Responder

  2. 24/12/2009 @ 11:05 caliope

    tiene una pinta estupenda!:)))…la verdad es que no hay muchas peliculas gays que retraten el amor entre un chico blanco y otro de color, y todos sus matices…
    Me la apunto para verla:)))

    Responder

  3. 24/12/2009 @ 16:09 po

    qué ganas!

    Responder

  4. 24/12/2009 @ 18:03 duwie

    La verdad es que pinta MUY bien…

    Si me permitís la recomendación, ayer mismo vimos en casa de un amigo la película “הבועה” (qué bien escribo en hebreo :D), o sea, “La Burbuja” o “The Bubble” de Eytan Fox y me pareció fenomenal. Sin entrar en muchos detalles, La Burbuja narra la preciosa y difícil relación de Ashrraf, un chico palestino, con Noam un joven israelí que vive en Tel-Aviv. De cómo juntos van aislándose de la difícil situación real, y cómo la burbuja en la que viven estalla al chocar con la realidad. Muy recomendable, sinceramente.

    Responder

  5. 27/12/2009 @ 20:48 miguel

    Coincido con Dady, que bueno sentir, saber, sufrir y reponerse, sentirse amado acompañado… tantas cosas. Estos films no hacen llegar a través de la retina a esos momentos mágicos que hemos vivido y que soñamos en que puedan volver y quedarse para siempre. Por el amor

    Responder

  6. 28/12/2009 @ 02:51 duwie

    Por si interesa a alguien, la música del trailer promocional es de Mark Isham, “A really good cloak”, compuesta para la película “Crash”.

    Responder


Comparte con nosotros tus comentarios.

Your email address will not be published.

Blog en Wordpress Theme Old Paper adaptado por Ambiente G