Sigue a Ambienteg

El Silencio de las Lesbianas

Hemos empezado el día con la noticia de la salida del armario de Jodie Foster, como nos ha contado y traducido Castigador. Que en un primer momento me ha alegrado. Una salida del armario por parte de un personaje de cierta relevancia pública, siempre es positivo. Da ánimos a quienes aún están en el armario y normaliza para quienes están saliendo o han salido. Son ejemplos a seguir de normalización y valor.

Pero ¿es este el caso de Jodie? Mientras todo el mundo ha aplaudido el discurso de Jodie, en el que nunca dice la palabra lesbiana, ni siquiera libanesa, he leído un tuit de Shangay Lily en el que tachaba de cobarde a la protagonista de Contact. He echado un poco la vista atrás y haciendo memoria veo que no hay tanto valor.

No pretendo desmerecer el acto de Jodie. Salir del armario es complicado en ocasiones y nada fácil en otras. Pero una señora como Jodie Foster, que casi podríamos decir tiene la vida resulta, no ha cometido un acto de valentía extrema.

De Jodie siempre se ha rumoreado y siempre ha dicho. Nunca se ha dudado. Creo que todos pensábamos que era lesbiana. Como se piensa de tantas otras actrices. Creo que a nadie le habrá sorprendido. Puede que a Mel Gibson. Pero a nadie más. Y lo peor, es que en todo el discurso habla de orgullo, habla de compañera, pero no dice la palabra lesbiana, ni la palabra gay ni la palabra homosexual. Si haces una salida del armario, en los Globos de Oro, pues al por la puerta grande.

Hablar de tu pareja y de tu compañera de vida me ha sonado mucho al clásico discurso de las lesbianas que no lo son. Sí, ya sabes, estás lesbianas que llevan 30 años con su novia pero te dicen noooooo, yo no soy lesbiana, a mi sólo me gusta mi novia. No, en serio, ¿qué broma de mal gusto es esta? ¿Realmente es valiente decir que estás enamorada? Eso no es valiente. Decir que eres lesbiana y que tienes una mujer a tu lado con la que educas estupendamente a dos hijos es valiente.

Valiente me pareció la salida del armario de Zachary Quinto. No sorprendió a nadie, todos los esperábamos y lo hizo en un momento de popularidad. No se metió en ningún reality ni ha vendido su vida privada. Los escudos de Jodie me parece muy débiles con los ejemplos de verdadera valentía que tenemos hoy día.

La invisibilidad lésbica se vence con gritos, con palabras rotundas, con imágenes claras y con visibilidad. Las medidas tintas, las palabras encubiertas y las sonrisas cómplices no son lo suficientemente explícitas. El orgullo de ser lo que eres, de saber que tu pareja y tus hijos están contigo se demuestra hablando alto y con dos….globos bien puestos.

No quiero desmerecer el discurso de Jodie, pero desde luego, hasta que esta gran actriz no tenga la decencia de que se le llene la boca diciendo que es lesbiana con auténtico orgullo, no obtendrá mi aplauso.

En Ambiente G | Jodie Foster habla por fin abiertamente de su homosexualidad en los Globos de Oro

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios