Elena Anaya se lleva el Goya y lo dedica a su amor... uno de género indefinido

Sigue a

Elena Anaya fue anoche una de las grandes triunfadoras de la 26ª edición de los Premios Goya, al haber conseguido el galardón a la Mejor Actriz por su papel en ‘La piel que habito’ de Pedro Almodovar. Emocionada y bastante nerviosa, subió a recoger la estatua (me niego a llamar estatuilla a semejante cabezón) y, como es normal, se puso con los agradecimientos y dedicatorias.

Que si a sus compañeros, que si al director, que si a sus amigos con nombres y apellidos… Y entonces llegó el momento de compartirlo con su pareja, diciendo tal que así:

Con mi amor, porque eres lo más fascinante que me he encontrado nunca y porque soy tremendamente feliz a tu lado.

No hay que ser muy espabilado para darse cuenta que Elena llevaba las palabras medidas al milímetro y que no estaba dispuesta a confirmar su presunta homosexualidad. Aunque para mí, tanta neutralidad lo deja bastante claro.

La actriz es un ejemplo de outing en este país. Han sido varias las ocasiones en que se han publicado fotos suyas en actitud cariñosa con una mujer, pero ella jamás ha declarado que sea lesbiana. Está en su derecho, por supuesto que sí, ¿pero no es un poco absurdo mantener a estas alturas de la vida esta ambigüedad?

Habría sido realmente bonito que hubiese dicho algo más concreto, del tipo: “Lo comparto con mi novia, porque eres lo más fascinante…”. En mi caso, que estaba viendo la gala desde la cama, habría dado un brinco y besado la televisión. Pero no. Ni salto, ni beso. Al contrario, me sentí bastante decepcionado.

Insisto, respeto profundamente su decisión, pero ya va siendo hora de que las actrices de este país normalicen el lesbianismo hablando con claridad, que nadie se las va a comer y, al contrario, pueden servir de ejemplo para muchas mujeres.

En cualquier caso, ¡felicidades Elena!

Vídeo | Youtube
En Ambiente G | Pillan a Elena Anaya con su novia, otra vez

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios