Gay Cinema: ‘El talento de Mr Ripley’

El-Talento-de-Ripley

Nunca Italia fue filmada con un cromatismo tan espectacular y elegante desde ‘Locuras de verano’ de David Lean. Anthony Minguella, productor y director impropio de estos tiempos, prematuramente fallecido a consecuencia de un desafortunado proceso postoperatorio, después de haberse bañado en oro con la multipremiada ‘El paciente inglés‘ y antes de regalarle a su actor favorito, Jude Law, dos de las mejores películas de su carrera, ‘Cold Mountain‘ y ‘Breaking and entering‘, le hizo coprotagonista de ‘El talento de Mr. Ripley‘, encarnando al objeto de la admiración y el deseo de Tom Ripley, uno de los personajes más desasosegantes de la literatura del siglo XX.

Basado en el primero de los libros que sobre el personaje de Tom Ripley, escribió a lo largo de su vida la novelista norteamericana Patricia Highsmith, bisexual para más señas, esta segunda adaptación cinematográfica del libro (la primera tuvo a un joven Alain Delon encarnando a Ripley en ‘A pleno sol‘ de René Clément), supuso un escalón más arriba en la filmografía del comprometido Matt Damon, que se vió rodeado por un espectacular reparto, con Law, Cate Blanchett, Gwyneth Paltrow y Phillip Seymour Hoffman, encarnando a las desgraciadas víctimas de la enferma mente del protagonista.

Tom Ripley conoce casualmente en una fiesta, en la que sustituye a un pianista, a Herbert Greenleaf, a quien hace creer que fue antiguo compañero en Princeton de su hijo Dickie, un auténtico playboy sin más ambición que la de sacar partido al dinero de su padre y a sus múltiples atractivos. Herbert ofrece dinero a Tom para que vaya a Italia a buscar a su hijo y devolverlo a casa. Después de encontrarse con Dickie y su novia. Tom encuentra la forma de integrarse en la pareja, pero así como tras unos pocos días Dickie comienza a hartarse de la presencia de Ripley entre ellos, los sentimientos de Tom le obligan a buscar formas de permanecer junto a la pareja. Un deseo cada vez mayor de mantener el mismo ritmo de vida de Greenleaf y una fortísima atracción sexual por el guapo donjuan, hacen que Tom logre persuadir a Dickie de tomar unas cortas vacaciones juntos en San Remo, donde le confiesa su amor por él, algo de lo que Greenleaf ya se había hecho consciente. Tras el rechazo humillante de Greenleaf, Tom Ripley acaba con su vida a golpes de remo.

Tras el crimen, Ripley se hará pasar por Greenleaf, usando sus ropas, su apartamento y su dinero, mientras juega dentro de un peligroso laberinto de engaños, a ocultar la muerte de Dickie y la suplantación de su personalidad al mejor amigo de este, a su novia, y a una inoportuna turista norteamericana, mediante una progresión perversa de acontecimientos tras los cuales, el protagonista aprenderá que el crimen puede ser, en los momentos más desesperados, una herramienta tan útil como cualquier otra, con tal de mantener cualquier objetivo.

‘El talento de Mr Ripley’ es una virtuosa obra de orfebrería narrativa, visualmente impecable con un grupo de excelentes actores en estado de gracia. Un fresco extraordinario sobre la perversión derivada de las frustraciones de una mente inestable y ambiciosa más allá de los límites de cualquier racionalismo social, y, posiblemente, el mejor retrato visto en cine de un homosexual psicópata. Váis sobrados de motivos para disfrutarla.



Sobre

Rebelde, apasionado, singular, rompehuevos... qué sé yo. Dicen que soy indefinible, a Dios gracias! Definir personas es aburrido y sintomático del que está enfermo de pánico. Llevo años bailando sobre brasas ardiendo y o una de dos, o las brasas se apagaron o ya me acostumbré al fuego lento, porque luchar sigo luchando y soy enormemente feliz por ello. Por el camino he pasado necesidades y he aprendido a hacerlas aliadas y he ganado en sabiduría, en coraje y en cantidad de amigos, algunos amantes y un par de amores o tres absolutamente inolvidables. Uno de ellos, el más grande, Dan, da a esta cuenta su nombre. Mi presencia aquí es un homenaje al amor que nunca se ha roto entre nosotros, como retrato siempre apasionado, a veces alegre, a veces melancólico, del mayor amor de mi vida. Y si además de eso estoy por algo más, es por CREER, así con mayúsculas, que nuestra lucha por brillar en lo más alto como miembros de esta minoría maravillosa de la que formamos parte vale la pena, y aquí ando, mejor o peor, poniendo un granito de arena por ello. Para cualquier otra cosa, mi dirección de email es dan.ambienteg@hotmail.com y mi sitio en Facebook lo tenéis aquí.


'Gay Cinema: ‘El talento de Mr Ripley’' tiene 5 comentarios

  1. 27/04/2009 @ 08:36 solrac

    Tu vuo’ fa’ ll’americano, mericano, mericano… (8)

    La he visto varias veces y me encanta. Matt Damon clava su papel y eso que nunca me ha gustado mucho como actor (muy sosete nose) aunque en Infiltrados se sale lo mires por donde lo mires.
    Jude Law más de lo mismo. Actor secundario que se echa de menos el resto de la película.
    La Paltrow ya…bueno, lo otros dos se la comen en escena pero no lo hace mal xD

    Un besote Dan ;)

    Responder

  2. 27/04/2009 @ 10:44 sonia

    Me gusto mucho cuando lo vi, y me encanta como le quedan los sombreritos a Jude Law.
    Hay mucha gente sin vida propia que se agarra a otras utilizando el chantaje emocional y da miedo.

    Responder

  3. 27/04/2009 @ 11:15 dan

    @ Solrac. A mí Damon tampoco me ha parecido gran cosa como actor, pero sin embargo me cae muy bien y creo que ha elegido un camino muy sabio eligiendo proyectos. Y estoy de acuerdo contigo! En ‘Infiltrados’ empecé a verlo madurar y me gustó mucho de nuevo en ‘Syriana’ y ‘El buen pastor’. Y bueno, ya puestos, en esta peli se afeó un poquito, pero me da un morbazo tremendo :)

    @ Sonia. Jaja. me ha hecho mucha gracia lo de los ‘sombreritos’. Te ha quedao muy propio :P Yo tenía un par como esos! pero hace tiempo que están criando polvo. A ver si la próxima vez que nos veamos…

    Responder

  4. 27/04/2009 @ 16:50 po

    Recuerdo la peli, me gustó mucho, pero sobre todo, jude law me pareció totalmente encantador, el papel le quedó como anillo al dedo; pensándolo bien siempre es encantador: closer, cold mountain, the holiday…
    Al igual que el personaje de damon también me hubiera confundido, pero no lo hubiera matado, jeje, lo hubiera trabajado más…

    Responder

  5. 27/04/2009 @ 20:46 sonia

    Has hecho que tenga aun mas ganas de verte ;)

    Responder


Comparte con nosotros tus comentarios.

Your email address will not be published.

Blog en Wordpress Theme Old Paper adaptado por Ambiente G