Gay Cinema: ‘Howl’

Howl1

La Generación Beat y James Franco tenían que saber tan bien, combinados, con un chorrito de los creadores de ‘The Times of Harvey Milk’ y el aderezo de la producción ejecutiva del imprescindible Gus Van Sant, que ‘Howl’, docudrama inspirado en el juicio contra los editores del poema del mismo nombre del poeta homosexual Allen Ginsberg, no defrauda, aunque posiblemente aturde con una propuesta que aún no siendo inaudita, responde escasamente a las maneras narrativas habituales. No podía ser de otro modo con semejante material tan ajeno a las maneras más cartesianas, como base.

Mezcla de falso documental, con James Franco prestando cara a Ginsberg, ficción, con secciones del juicio fruto de una innecesaria polémica y animación tradicional y digital recreando segmentos del poema, el film de Epstein y Friedman es una película necesaria y la más joven (se estrenó hace tan sólo un año) de las aparecidas hasta hoy en nuestra condenada a la intermitencia, Gay Cinema.

Howl2

‘Howl!’ es un poema de Allen Ginsberg escrito en 1955 y publicado un año más tarde como ‘Howl y otros poemas’ por el editor Lawrence Ferlinghetti, quien a sus 92 años continúa dejando su rastro como librero y escritor desde la legendaria City Lights Booksellers & Publishers de San Francisco. Inicialmente concebida como una pieza de performance, su editor fue arrestado y llevado a juicio por los segmentos obscenos de la misma. La acusación perdió el caso, triunfando el poema por encima de los conservadurismos ramplones propios de la época, pasando a ser por sí mismo, uno de los mayores iconos literarios del Movimiento Beat, quizás el mayor junto a ‘On the Road’, de otro de los más célebres ‘beatniks‘, Jack Kerouac.

La película analiza esto, pero también expone, yuxtaponiendo estilos y eventos, la vida de Ginsberg en los 40 y los 50 entre Nueva York y San Francisco, eternos centros revolucionarios de la cultura estadounidense, con permiso de Seattle y otros secundarios de lujo, intercalándose con la lectura del poeta de su poema en la extinta ‘Six Gallery Reading’ sanfranciscana, los primeros años de su romance con Peter Orlovsky, quien fuera su pareja sentimental hasta la muerte del autor en 1997, intercalado todo esto con imágenes recreadas del llamado Juicio a la Obscenidad de 1957, por las referencias presuntamente ilícitas al consumo de drogas y las prácticas sexuales, heteros y homos, aparecidas en el poema. La conclusión, con la que quedó absuelto el editor del libro, expuesta por el juez Clayton Horn, fue que la obra de Ginsberg tenía una ‘importancia social redentora‘. El eco del veredicto en publicaciones tan populares de la época como ‘Time’ y ‘Life’.

Howl3

Film experimental de enorme volumen artístico y magnífica encarnación por parte de un James Franco necesitado, a estas alturas, de no demostrar nada, ‘Howl’ es además un documento histórico sobre una época esencial que enfrentó la rebeldía con la encarnizada lucha de asustado poder político empeñado en controlar la moral de los ciudadanos. El resultado fueron las triunfadoras revueltas sociales de los sesenta. No por casualidad, suena a que, en estos mismos momentos, la vieja historia se repite.



Sobre

Angel Dan Rebelde, apasionado, singular, rompehuevos... qué sé yo. Dicen que soy indefinible, a Dios gracias! Definir personas es aburrido y sintomático del que está enfermo de pánico. Llevo años bailando sobre brasas ardiendo y o una de dos, o las brasas se apagaron o ya me acostumbré al fuego lento, porque luchar sigo luchando y soy enormemente feliz por ello. Por el camino he pasado necesidades y he aprendido a hacerlas aliadas y he ganado en sabiduría, en coraje y en cantidad de amigos, algunos amantes y un par de amores o tres absolutamente inolvidables. Uno de ellos, el más grande, Dan, da a esta cuenta su nombre. Mi presencia aquí es un homenaje al amor que nunca se ha roto entre nosotros, como retrato siempre apasionado, a veces alegre, a veces melancólico, del mayor amor de mi vida. Y si además de eso estoy por algo más, es por CREER, así con mayúsculas, que nuestra lucha por brillar en lo más alto como miembros de esta minoría maravillosa de la que formamos parte vale la pena, y aquí ando, mejor o peor, poniendo un granito de arena por ello. Si queréis acceder a mi perfil de usuario para ver mis entradas favoritas, pues vosotros mismos. Para cualquier otra cosa, mi dirección de email es dan.ambienteg@hotmail.com y mi sitio en Facebook lo tenéis aquí.


'Gay Cinema: ‘Howl’' tiene 1 comentario

  1. 04/07/2011 @ 13:05 implosivo

    Leí el poema y me gustó, espero que me ocurra igual con la película.

    Responder


Comparte con nosotros tus comentarios.

Your email address will not be published.

Blog en Wordpress Theme Old Paper adaptado por Ambiente G