Gay Cinema: 'Plan B'

Sigue a Ambienteg

planb3

A menudo, los pequeños descubrimientos esconden grandes sorpresas así como cuando te encuentras preparado para recibir lo mejor y más inmediato frente a las grandes expectativas y tan a menudo acabas recibiendo algunas de las mayores decepciones. Por eso, ante los títulos escasamente conocidos que parecen no esconder más que las buenas intenciones de los cineastas que los han parido, hay que conceder el beneficio de los primeros 30 minutos y después de eso, desearle suerte la próxima vez al esforzado cineasta… o terminar de ver la película dando las gracias por haber disfrutado de una honesta y sobria lección de cómo contar sencillamente un cuento.

Y a este segundo grupo pertenece ‘Plan B’. Hermosa, bonita, breve y pausada, el debut como director de largometrajes del joven cineasta argentino Marco Berger, nos cuenta como un bromance que se inicia como un tonto juego de venganza pasa a ser la dulce pequeño-torturada historia de dos hombres que no acaban de reconocer que se aman.

Planb2

Bruno (Manuel Vignau) y Pablo (Lucas Ferraro) comparten una mujer, sin oficialmente saberlo. Ella ha roto con el primero por haber comenzado una relación con el segundo. Sin embargo, esporádicamente, Bruno se sigue viendo con ella como amante. No obstante, queriendo recuperarla, busca la forma de hacer caer en la trampa a Pablo para que su ex chica corte con él. Primero, buscando que caiga en las manos de otra mujer, con nulo éxito, por lo que idea un Plan B. Seducir a Pablo, sobre quien ha escuchado rumores de un posible pasado flirteo gay, para hacerle ver frente a los ojos de su ex como homosexual, forzando así la ruptura entre ambos.

Sin embargo, lo que empieza como un juego en el que podría llevar las de ganar, para su propia sorpresa, empieza a enamorarse de su víctima, enamoramiento que resulta ser recíproco aunque nunca explícito, por el pánico de ambos hombres a que su identidad gay sea descubierta y confirmada, por ellos mismos.

El relato se moverá entre el deseo, la necesidad de ser mimado y el desencanto del descubrimiento de la pequeña traición y el no ser correspondidos, con final feliz, sin embargo, para ambos.

planb1

‘Plan B’ es, recordando la reflexión de uno de sus personajes en un momento de la película, la historia no de uno sino de dos Peter Pan, que volando y deseando posarse en Neverland, se sienten incapaces de hacerlo porque ‘Neverland es la tierra que nunca existe. Sin embargo, el amor y el ansia por dejar de ir en contra de uno mismo, obra milagros, pese al peregrinaje majadero alrededor de nuestros deseos por evitar aquello que realmente necesitamos.

Bien interpretada, especialmente por un sensiblemente espléndido Lucas Ferraro, con escaso malabarismo visual y con apenas una breve pincelada de música, ‘Plan B’ es necesaria, pequeña, cálida y dulce como un beso breve en la madrugada. Palabra de Gay Cinema.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios