Heath Ledger podría ganar un Oscar póstumo

Síguenos

ledger_joker


La pasada edición de los Oscar acaba de doblar la esquina, pero ya en los blogs aficionados en internet, casas de apuestas y varias publicaciones, han comenzado a hacer cábalas sobre quienes podrían ser los nombres y los títulos elegidos para aspirar a los Premios de la Academia en su 81 Edición.

A casi un año vista, las apuestas están todavía extraordinariamente abiertas. Las sorpresas de última hora siempre están presentes y acaban colándose una o varias películas independientes o algún título de prestigio de más allá de las fronteras USA. Pero hay un dato muy significativo a destacar: En todos sitios aparece en la categoría de Mejor Actor de Reparto (en la que Javier Bardem se llevó el premio gordo este año), Heath Ledger, por su interpretación, dicen que antológica, como el Joker en The Dark Night, la nueva aventura del héroe de Gotham. Y además aparece como favorito en todas ellas.

Incluso medios del prestigio de Los Angeles Times se hacen eco de la muy factible posibilidad de que la nominación se haga realidad. El motivo por el que Ledger estaría nominado como secundario y no como actor protagonista pese a que él es principal reclamo de la segunda película del renacimiento del Hombre Murciélago a manos del elegante Christopher Nolan, se debe a que teóricamente el rol principal recae sobre el también extraordinario actor (y tremendo chulazo, añadiría) Christian Bale, que da mentón y músculos al héroe enmascarado.

Para aquellos que piensen que premiar a un actor fallecido, incluso aunque sólo sea con el “premio” de la nominación, es algo así como absurdo, cabe recordar que existen unos pocos, pero ahí están al fin y al cabo, que lograron que la Academia reconociera su trabajo tras su muerte.

El caso más significativo sería probablemente el de James Dean, que tras morir en accidente de auto en un cruce de caminos en California en Septiembre de 1955, fue nominado para el Oscar al Mejor Actor Protagonista dos años consecutivos: Por Rebelde sin causa, primero, y por Gigante un año más tarde. Otro de los grandes de verdad, Spencer Tracy, obtuvo su novena nominación por Adivina quién viene esta noche, un brillante alegato contra la intolerancia, su última película y que nunca vió estrenada porque murió sólo 17 días después de haber terminado su trabajo en ella. Por otro lado, el italiano Massimo Troisi obtuvo la única nominación al Oscar de su carrera por su papel de el Cartero, en El Cartero y Pablo Neruda, que terminó de rodar apenas 12 horas antes de fallecer de un ataque cardíaco.

Ninguno de los arriba citados logró que su nominación se transformase en Oscar, pero sí que hubo, sin embargo una excepción y por tanto un precedente que podría tener ahora su continuación. En 1976, el actor inglés Peter Finch, uno de los mejores de su generación, tras haber perdido la oportunidad, cinco años antes, de ganar el Premio por Domingo, Maldito Domingo, un drama gay dirigido por el director igualmente homosexual John Schlesinger, ganó el Oscar al Mejor Actor Protagonista del Año (batiendo a contrincantes tan poderosos como Robert De Niro en Taxi Driver o Sylvester Stallone en su única nominación como actor por Rocky), por Network, donde interpretó a un presentador de televisión que anunciaba su propio suicidio.

Lo que pase, está por ver. Antes debe estrenarse la película, luego vendrá el baile más aproximado de nombres y favoritos y quizás en menos de un año, Hollywood rinda un dorado homenaje, sin tanto olor funerario, al inolvidable actor australiano. Veremos qué pasa.

Mientras tanto, como aperitivo, os dejo el trailer de la peli.

.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios