'Los chicos están bien', y las madres también

Síguenos

los chicos estan bien

¡Cuidado Spoilers! Se habla de la trama con total libertad.

Después de mucho esperar ‘Los chicos están bien’ —‘The Kids Are All Right’— se ha estrenado en España y hay que reconocer que se trata de una bocanada de aire fresco para nuestra taquilla y no sólo por el tema lésbico, sino porque se trata de una de las películas más amenas que he tenido la ocasión de ver en bastante tiempo.

‘Los chicos están bien’ es una película ligera, una comedia que pretende hacernos pasar un buen rato a la vez que nos ofrece un concepto claro en el que se centra toda la película: el matrimonio no es sencillo y no hay que descuidarlo. Se trata simplemente de una película entretenida y sin demasiadas pretensiones.

El inicio de la película y su presentación de personajes están repletos de guiños y bromas lésbicas, situaciones que muchas de nosotras hemos vivido y en los que nos reconocemos, pero que evidentemente son escenarios muy nuevos para el público heterosexual. No es nada frecuente ver el mundo lésbico tan bien representado en el cine sin caer en los tópicos. Además se utilizan estos momentos para hacer una eficiente presentación de personajes y, de paso, hacernos soltar alguna carcajada.

los chicos estan bien

En ese momento podemos apreciar como la relación entre Nic y Jules no está en su mejor momento: la pasión ya no es lo que era y el resentimiento empieza a aparecer puesto que la pareja ha dejado de ser una prioridad, situándose después del trabajo y los hijos.

La película narra una crisis matrimonial, ese momento en el que la rutina y el dar las cosas por hechas deteriora la relación. En concreto Jules –interpretada por Julianne Mooreecha mano de la primera persona que se le pone a tiro para volver a sentir la pasión y disfrutar del sexo. Se trata de Paul –Mark Ruffalo- padre biológico de sus hijos con el que estos han contactado recientemente.

los chicos estan bien

Aquí es donde encontramos el que puede ser el punto más flojo de la película: el inicio de la aventura entre Paul y Jules, y no porque ella sea lesbiana y él un hombre, sino porque no está explicado; se echa de menos el desarrollo de una relación tan singular o como mínimo deberíamos haber visto algún tipo de conexión entre ambos personajes; la elipsis en este caso desmerece la película.

De todos modos Jules nunca deja de ser lesbiana pese al sexo heterosexual. Para ella, Paul no es más que otro juguete sexual, esto lo vemos cuando descubre el tamaño de su miembro y además en todo momento le repite que ella es lesbiana y que ama a Nic.

los chicos estan bien

Podría parecer algo contradictorio, pero no lo es. Pese a que hay lesbianas que no podrían pasar por una experiencia similar, muchas otras han tenido relaciones heterosexuales en su juventud o pueden separar más fácilmente el sexo del amor. De todos modos, la crisis matrimonial es menor, o salvable, en parte porque Paul es un hombre: no hay peligro de que Jules se enamore o se confunda, así que sus sentimientos siempre están claros: Jules ama a Nic y Nic sabe que Paul no la suplantará.

Otro punto destacable de la película es el tratamiento que se le da al sexo. En ningún momento se trata de algo erótico o lujurioso, sino de una situación cómica más que ayuda a mantener el tono alegre de toda la película, ya que incluso en los momentos más dramáticos el tono de comedia no se pierde del todo.

Por otro lado hay que comentar que las interpretaciones son todas maravillosas, da la sensación de que todos los actores se encontraban en estado de gracia durante esta película, pero en especial hay que destacar a Annette Bening, que toma un papel marcadamente matriarcal con una naturalidad impresionante. Annette opta al Oscar a la mejor actriz que se entrega este mismo fin de semana y, aunque Natalie Portman es la clara favorita, no hay que descartar a Annette Bening como posible ganadora puesto que esta es su cuarta nominación y, de alguna forma, la Academia de Cine se lo debe.

los chicos estan bien

Lisa Cholodenko sigue en su línea y ‘Los chicos están bien’ es una clara continuadora de su filmografía –‘High Art’, ‘Laurel Canyon’- en la que se descubre como una muy buena directora de actores, reafirmando su enorme potencial que ya se vislumbraba en ‘Laurel Canyon’.

Por otro lado hay que reconocer el admirable trabajo que hacen tanto Julianne Moore como Annette Bening interpretando a lesbianas puesto que, pese a que sabes que ambas actrices son heterosexuales, no tardas nada en asumir que son gays, en suma: te las crees absolutamente desde el principio.

Los chicos están bien’ es una película muy recomendable y una de las mejores apuestas que hemos visto últimamente en lo que a comedias ligeras se refiere.

En Ambiente G | ‘Los chicos están bien’, trailer en castellano
En Ambiente G | ‘The Kids Are All Right’, anatomía de una nueva familia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios