Sigue a

Orson Scott Card

Por si os perdisteis el Gossip de este finde, haremos un poco de memoria. En Zona Fandom sacaban la noticia del guionista homófobo que va a escribir para DC una historia de Superman. De pronto se ha liado parda. Algunas librerías se han negado a vender ‘Adventures of Superman’ de Orson Scott Card, por la evidente homofobia del autor. En los comentarios de ZonaFandom se lía un poquito entre los heteros que no entienden de qué va esto y gays que se posicionan.

Dejando de lado los posibles dramas y exageraciones que se puedan llegar a crear en los comentarios y el trolleo responder sin parar, me planteo si son correctos este tipo de boicots o si hacemos poco uso de ellos y deberíamos hacerlos más a menudo con más fuerza.

Empecemos por lo contrario: el usar a los gays como público objetivo. Todos sabemos de celebridades y famosos de medio pelo que se apoyan, con más o menos arte, en lo gay-friendly para hacerse un hueco. Declaraciones en revistas como ‘me encanta que los gays me digan piropos‘ o ‘no me importaría tener una aventura con una mujer‘ que intentan hacer que ese personaje nos caiga algo mejor.

Todos hemos vivido el evidente caso de alguna cantante pop acabada que decide intentar volver a la palestra y estar en el candelabro y se autorproclaman divas gays, dando por supuesto que homosexuales de medio mundo van a empezar a subirles las ventas. Esa es su intención y la de sus publicistas.

El caso de Orson Scott Card es un poco el caso contrario. Este señor, además de ser uno de los grandes de la ciencia-ficción, está metido de pleno en la Asociación a favor del matrimonio tradicional (entiéndase, entre un hombre y una mujer) y son muchas sus declaraciones agresivohomófobas.

Una librería de Dallas anunció que no iba a vender el cómic de este autor homófobo declarado. Se le han unido una de San Francisco, una de Washington y otra de California. Como gesto, me parece hasta medio bien, pero ¿es realmente útil? ¿Porqué con Card y no con otros autores?

Son muchos los guionistas, los dibujantes, cantantes, actores y directores de cine que han hecho declaraciones homófobas. Los hay más sutiles que simplemente han despreciado la homosexualidad. Ya sabes el típico cantante que demanda a aquellos que osan insinuar que es gay, porque les están deshonrando. ¿Acaso alguien deja de comprar sus discos o de ir a sus conciertos?

Vale, DC no es, precisamente, la cuna de los personajes de cómic gays. Y no, Batman y Robin no valen. Pero no sé si el no ofrecer la obra de un autor homófobo sirve de algo. Como forma de protesta, me parece correcta. No creo que DC lo tenga muy en cuenta. Más bien, hasta les habrá venido bien, a nivel publicitario. Dudo que los fans de Superman dejen de comprar esa serie porque el autor sea un retrógrado. Dudo que los fans gays y lesbianas de Superman no se lean esta saga. Dudo mucho que al señor Card le afecte lo más mínimo.

Opino, que si el autor, sea quién sea, mantiene el espíritu del personaje, en este caso el superhombre americano, pluscuamperfecto, defensor de las barras y estrellas y no ataca directamente a los homosexuales desde las páginas del susodicho cómic, que es lo que debe importar, no deberíamos montar tanto revuelo. Cuando decido leerme un cómic, y más aún, tal como están los universos superheroicos hoy día, prefiero decidirme por el guionista y por el dibujante, que por el personaje en sí.

En Zona Fandom | Colectivo LGBT la monta contra el Superman de Orson Scott Card
En Ambiente G | Matt Bomer, rechazado para interpretar a “Superman” por ser homosexual

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios