El día que el Papa pidió perdón a los homosexuales y resultó que, como en 'Los Serrano', todo era un sueño

Síguenos

BenedictoXVI

Ayer algunos medios de comunicación argentinos publicaron una de las noticas más esperadas por el colectivo LGTB: el Papa Benedicto XVI había pedido perdón a los homosexuales por tantos años de perjuicios. La fuente, a priori, era fiable, el blog Tod@as, del periodista y de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, Bruno Bimbi.

Pero lo que resultó ser un post publicado en forma de información, no era más que una ilusión, un sueño, un deseo de lo que a Bimbi le gustaría leer en los medios en este 2012. El post decía tal que así:

En una declaración sin precedentes, Benedicto XVI ha entonado un sentido ‘mea culpa’ por las ofensas cometidas por la Iglesia católica contra los homosexuales a lo largo de la historia —y, en particular, durante su propio pontificado— e invitó a los cristianos a pedir perdón a gays y lesbianas por haberlos rechazado e “insultado” en el pasado.


A esto, Bimbi añadía las siguientes palabras textuales del Papa: “Pedimos perdón insistentemente a Dios y a nuestros hermanos gays y lesbianas, mientras prometemos hacer todo lo posible para que semejantes actos de violencia y discriminación no vuelvan a suceder jamás”.

Asimismo, en el texto se hace referencia a la primera reacción política de estas ficticias declaraciones. ¿Adivináis de quién? Sí, no podía ser otro: Mariano Rajoy, que según el periodista había declarado el fin del recurso interpuesto en el Tribunal Constitucional sobre el matrimonio: “No hay vuelta atrás con el matrimonio gay. Las declaraciones del Papa me han llegado al corazón como cristiano y creo que he tomado la decisión correcta. Los homosexuales pueden quedarse tranquilos, que mi gobierno respetará los derechos que han conquistado”.

Si este post hubiese sido publicado el 28 de diciembre, Día de los Inocentes, todo el mundo habría pillado rápidamente la broma. Pero al hacerlo el 1 de enero, se armó el Belén, nunca mejor dicho. Eso sí, aquí se pone de manifiesto la necesidad imprescindible de contrastar las informaciones antes de publicarlas.

O al menos, leer todo el texto que incluye la fuente antes de hacerse eco de la noticia, ya que al final del texto, Bimbi aclaraba que era algo inventado a través del siguiente párrafo:

No, hoy no es 28 de diciembre, Día de los Inocentes, sino 1º de enero. Pero en distintas páginas de Facebook que administro, estábamos conversando sobre qué noticias nos gustaría leer en 2012 y llegué a la conclusión de que esta es una de las que me gustaría leer a mí. Por ahora, lamentablemente, es ficción, aunque muchas de las declaraciones y comentarios que incluye son sacados de noticias reales que pueden encontrarse en los diarios de los últimos años, con algunas “adaptaciones”. Pero… ¿podría ser cierta? ¿Qué pasaría si lo fuera? ¿Cuántas vidas cambiaría? Y a vos, ¿qué noticia te gustaría leer (y que sea verdad) en este año que comienza?

Tocará seguir soñando.

Vía | MDZ
En Ambiente G | Brutal campaña contra el odio de “United Colors of Benetton”

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios