Unos pingüinos gays daneses se convierten en padres

Sigue a

pinguinos

Dos pingüinos macho residentes en el Zoo de Odense, en Dinamarca, se aparearon hace ya algunos años y mantienen una relación estable pero, para asombro de sus cuidadores, como no podían procrear, empezaron a intentar robar los huevos de sus compañeros del Zoo. Finalmente esta pareja de pingüinos homosexuales está de suerte ya que gracias a un curioso azar ahora tienen un huevo al que criar.

Al parecer estos pingüinos son tan monógamos que cuando empiezan una relación es para toda la vida, pero en el Zoo de Odense hay una hembra muy moderna que ha mantenido relaciones con varios machos, y ahí empieza el culebrón: esta hembra puso un huevo, pero al abandonar a su padre por otro macho, con el que más adelante volvería a procrear, abandonó ese primer huevo, así que los cuidadores decidieron darle el huevo sobrante a la pareja de pingüinos gays.

Los cuidadores daneses no sabían si los pingüinos gays serían capaces de cuidar un huevo, así que primero hicieron algunas pruebas con una pelota y como todo fue bien, a los pocos días les pusieron el huevo de verdad.

El polluelo ya hace un mes que nació y los tres son una familia feliz, los padres cuidan al pequeño como haría cualquier otra pareja –los roles de paternidad en estos pingüinos no son diferentes entre machos y hembras-.

Me gustan las historias de pingüinos gays.

Vía | The Star
En Ambiente G | La dura tarea de salvar tu especie cuando eres un pingüino gay

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios