Cathal McCarron

Cathal McCarron es un futbolista irlandés heterosexual que en 2014 tomó una decisión que cambiaría su vida para siempre: comenzó a hacer porno gay. Como muchos otros jóvenes futbolistas, dedicó su adolescencia de pleno al balón para conseguir llegar a profesional, sufriendo muchas penurias y descuidando otras facetas de la vida que más adelante – si es que hacen su sueño realidad y llegan a la élite – les son muy útiles para gestionar sus fortunas y sus relaciones humanas, que en más casos de los deseados se ven envueltas en tramas de juego, alcoholismo, problemas con la justicia, escándalos sexuales… Lo que Marcelo Bielsa denominaba millonarios prematuros.

Cathal McCarron desarrolló una adicción al juego que le hizo acumular grandes deudas – con 21 años ya adeudaba 200.000 libras – , abocándole a tomar la medida desesperada del porno gay. Con una vida corta pero intensa, Cathal ha decidido contar su historia en una autobiografía que se publicará el próximo 20 de octubre llamada Out of Control.

En ella, el deportista de 28 años cuenta cómo lo que inicialmente comenzó como una participación puntual para una agencia masculina de modelos, pronto se descubrió que era una productora de porno gay. En su haber consta haber grabado escenas salirofílicas, masturbándose y manteniendo sexo con otro hombre, tanto de activo como pasivo. Los vídeos en un principio sólo estaría disponible en formato pay-per-view en hoteles americanos, pero ya sabéis como es la difusión hoy en día. Como cabe esperar, el escándalo pronto llegó a la prensa.

Fueron momentos duros para Cathal McCarron, pero decidió rehabilitarse y centrarse en el fútbol, donde consiguió alcanzar su mejor nivel. Sorprendentemente, cuando todo el mundo le volvió la espalda, encontró en su público gay el apoyo que necesitaba:

Cuando grababa me sentía enfermo, triste, disgustado por haber llegado a estos niveles de degradación y humillación. Después, mucha gente pensaba que era gay, me volví una especie de icono y qué decir tiene que aun muchos hombres me escriben para conocerme a través de las redes. No soy gay y sin embargo sufrí la homofobia cuando todo esto sucedió. Respeto totalmente a la comunidad LGBT y aprecio realmente sus mensajes de apoyo cuando otros me criticaban.

Cathal McCarron no es gay, sin embargo otros futbolistas como Robbie Rogers o Anton Hysen si que lo son y cuando valientemente dieron el paso todavía tienen que oír gritos homófobos en los estadios. Si bien cada vez más equipos y organismos intentan mostrar mensajes fomentando el apoyo a la diversidad sexual, la realidad es que el mundo del fútbol masculino es aún un nido de homofobia en el que queda mucho camino por recorrer.

Vía | GayStarNews

Participamos en los premios Bitácoras 2016, si te gusta Ambiente G puedes votarnos siguiendo este link VOTAR AMBIENTE G. No olvides loguearte con Twitter o Facebook antes de emitir el voto.


Tags |