Heterosexuales discriminados en los Juegos Olímpicos

Sigue a Ambienteg

Russell y Lauryn Mark

Lo sé, está mal, pero no puedo evitar reirme sonreir cuando los heteros se enfrentan a normas absurdas que no tienen mucha lógica y se les impide hacer algo que el resto hace de forma habitual. Vaya, lo que viene siendo, que me parece cómico cuando se ponen en nuestra piel. Esta vez es un problema de compartir cama durante los Juegos Olímpicos.

La pareja australiana Russell y Lauryn Mark, ambos tiradores de arco, están felizmente casados, pero no se les permite compartir habitación durante los Juegos Olímpicos de Londres. Ellos, ofendidísimos, han reclamado alegando que montones de parejas homosexuales van a compartir algo más que el mando de la tele en los dormitorios olímpicos.

Es como esas lamentables noticias de hoteles que no dan habitación a parejas del mismo sexo, pero al revés. Y en un eventazo como los Juegos Olímpicos.

En su contra diré que a los Juegos Olímpicos se va a jugar, no de vacaciones con tu pareja. Tienen que estar concetrados. Así que si te toca compartir habitación con un compañero de equipo, pues ajo y agua. Aunque entiendo que si desde el Comité les han puesto como motivo el hecho de estar casados, es ridículo.

Pero la sonrisa se me borra de la cara cuando pienso en la otra parte de la noticia. Montones de homosexuales son pareja en equipos olímpicos. Y en armarios olímpicos. Son muy pocas y muy pocos los olímpicos que han salido del armario. Muchos y muchas temen por sus patrocinadores. Y viven su sexualidad y su amor en el interior de unos armarios deportivos.

Como siempre, es totalmente respetable decidir ni salir del armario públicamente, pero una vez más es triste que personas de tallas olímpicas no den ejemplo a otros jóvenes deportistas de lo natural que se puede vivir la sexualidad con el deporte.

Via | Advocate
En Ambiente G | Megan Rapinoe: otra deportista olímpica que sale del armario

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios