orlando-cruz-campeon-del-mundo
No soy una gran fan del boxeo, pero que un deportista tenga el valor de salir del armario me despierta el interés automáticamente. Y más cuando se trata de un deporte tan testosterónico como el boxeo. Pero es que Orlando Cruz va camino de hacer historia, no sólo por ser el primer boxeador abiertamente gay, sino porque hoy peleará en Cardiff para convertirse en el campeón del mundo en su categoría, contra el actual campeón, Terry Flanagan.

De lograrlo, sería un hito más en la historia del deporte LGBT porque Orlando Cruz, como otros tantos muchos – especialmente en deportes de machitos – ha tenido que soportar insultos y declaraciones horribles, como la que le costó el patrocinio de Nike a Pacquiao, comparando a los homosexuales con animales.

Terry Flanagan es un verdadero campeón del mundo y tratará de defender su título con todo lo que tiene. Sin embargo, estoy preparado para la victoria y para ser coronado como campeón del mundo. Quiero servir de inspiración a la comunidad gay con mi gesta. Terry es un gran deportista, pero además respeta mi vida y mis elecciones. Él me ve como un hombre peleando y eso es todo. Todo el mundo me ha apoyado desde que salí del armario hace tres años. Tengo el amor de mi familia, amigos y fans.
Cuando miro mi historia, me hace sentirme esperanzado de que más gente se atreva a salir del armario. Ahora estoy centrado en la pelea del sábado y ganar el cinturón de WBO en peso ligero.

Su última victoria fue en Julio, acordándose de las víctimas del terrible ataque contra la discoteca gay Pulse de Orlando, en la que perdió a cuatro amigos. Orlando siempre ha dicho que le han llamado tantas veces maricón o faggot que no se preocupa, porque desde que salió del armario nadie puede dañarle con eso, ahora Orlando Cruz es feliz y está orgulloso de ser de Puerto Rico, boxeador y gay.

Vía | GayStarNews


Tags |