El Orgullo LGTB de Madrid, más en peligro que nunca por el bloqueo de Ana Botella

Sigue a Ambienteg

Orgullo Madrid

Ayer saltó la alarma. FELGTB, COGAM y AEGAL, convocaban a la prensa hoy martes, 24 de abril, para informar sobre la situación insostenible en la que se encontraba la organización del Orgullo 2012. ¿El motivo? La situación de vulnerabilidad y desamparo en la que se encuentran por parte del Ayuntamiento de Madrid.

Antonio Poveda lo ha dicho claro en la rueda de prensa: “El Orgullo peligra si el Ayuntamiento no da en breve un apoyo firma a las fiestas”.

Porque, más que apoyar, lo que está haciendo el Ayuntamiento es poner problemas. Los Organizadores han sido multados con 56.100 € por ruidos por el Orgullo 2011. Además, no se han concedido los permisos para celebrar las fiestas que se solicitaron en enero.

El Ayuntamiento de Madrid se comprometió a crear un grupo de trabajo con los Organizadores… y a día de hoy no existe. Los convocantes han anunciado que, si el Ayuntamiento no apoya el Orgullo Gay de Madrid, darán una respuesta contundente.

Y que el el Ayuntamiento de Madrid, ya con Ana Botella al frente, ponga tanta trabas a la celebración del Orgullo no puede responder más que a una cosa: homofobia. Algo que nuestra alcadesa ha demostrado en multitud de ocasiones antes de ocupar el puesto que le ha venido “de regalo”.

Porque, si bien es cierto que los vecinos están divididos (recordemos que hay dos asociaciones de vecinos enfrentadas entre los que quieren y no quieren las fiestas), lo cierto es que son unas fiestas que molestan lo mismo que cualquier otra de las que se celebran en los barrios de Madrid. Y las trabas que se ponen a estas fiestas no son comparables, ni de lejos, con el resto de festejos de la ciudad.

Además, en tiempos de crisis, los beneficios económicos que esta fiesta reporta, no sólo a los empresarios del barrio sino a Madrid en general, son muy superiores a los gastos que, dicho sea de paso, son cubiertos en su mayoría por patrocinadores o los propios empresarios.

Por último, la no celebración del Orgullo podría poner en peligro la candidatura de Madrid a celebrar el World Pride en 2017, un evento que, de nuevo, podría reportar muchísimos beneficios a nuestra maltrecha economía.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios