campos de concentración para gays

Hay noticias que parece que está sacadas de la hemoreteca. De tiempos oscuros en los que en Europa reinaba el horror y millones de personas eran exterminadas en campos de exterminio. Pero no. Esto está pasando en pleno siglo XXI en Chechenia, una república que forma parte de la Federación Rusa y en la que la homofobia campa a sus anchas de la peor manera posible.

Según ha denunciado el diario de la oposición rusa Nóvaya Gazeta, en esta república situada en el extremo este del continente europeo, el gobierno liderado por Ramzán Kadirov ha creado un campo de concentración para gays en el que los homosexuales chechenos son forzados a abandonar el país, pudiendo llegar a ser asesinados.

Este campo de concentración ilegal podría estar situado en un antiguo complejo militar de la ciudad de Argún que en teoría debería estar en desuso desde hace años. Además, este periódico ruso afirma que las autoridades de esta república rusa podrían tener en secreto más centros como este.

Unas acusaciones que han sido desmentidas desde el gobierno checheno con una explicación que ya conocemos demasiado bien porque se ha utilizado en otros puntos del planeta: negando que en Chechenia sucedan este tipo de cosas porque en su país no existen gays. Y además, si los hubiera, las fuerzas de seguridad no tendrían que intervenir porque las propias familias de los homosexuales se encargarían de ellas.

El periódico ruso ya denunció en un primer artículo que un centener de gays chechenos había sido secuestrado, denunciando también la existencia de torturas y el asesinato de al menos tres homosexuales. Una situación horrible que está provocando el rachazo de distintas organizaciones de derechos humanos de todo el mundo, y de las autoridades de la Unión Europea, aunque lamentablemente, no se esté hablando demasiado de ello en la mayor parte de los medios generalistas.

Vïa | The Huffington Post


Tags |