Decenas de activistas LGBT son detenidos en Moscú en una protesta contra las leyes homófobas

Síguenos

Moscú

Realmente, el comportamiento de los activistas LGBT rusos es digno de admirar. En lugar de achantarse frente a la creciente intolerancia del país, los gays rusos están demostrando una valentía sin igual para enfrentarse a la homofobia de Estado practicada por las autoridades rusas.

El último ejemplo nos llega desde Moscú, una ciudad en la que han sido detenidos decenas de activistas que protestaban contra las leyes homófobas que se han aprobado en varias ciudades y territorios rusos, y que hoy han comenzado a ser debatidas en la capital del país. Además, también ha sido detenidos varios ultraortodoxos rusos que habían acudido a una contramifestación.

La concentración no había sido permitida por las autoridades de Moscú, y pese a ello, un grupo de activistas se habían concentrado frente a la sede de la Duma moscovita portando banderas del arco iris y pancartas contra las leyes que criminalizan lo que los gobernantes rusos llaman “propaganda homosexual”.

La Duma, o lo que es lo mismo, la cámara legislativa de Moscú, acaba de comenzar a debatir sobre un proyecto que incluye multas contra las personas físicas o jurídicas que promuevan la propaganda homosexual. Y en el colmo de la mala fe, los políticos incluyen también la pedofilia en esta ley, en un intento de confundir un poquito más a la opinión pública mezclando de forma descarada homosexualidad y pedofilia.

Como siempre que hay alguna concentración LGBT, los ultraortodoxos rusos hicieron acto de presencia para atacar a los activistas gays, lo que según informa el diario Público provocó enfrentamientos entre ambos grupos. Nada más comenzar los enfrentamientos, la policía detuvo a decenas de personas entre activistas LGBT y ultraortodoxos rusos.

Entre los detenidos se encuentra, una vez más, el principal dirigente de los activistas LGBT, Nikolái Alexéyev. El líder LGBT fue detenido por la policía mientras era entrevistado por periodistas frente al ayuntamiento de Moscú. Además, la foto que he visto en la que Alexéyev está siendo detenido por la policía me ha puesto los pelos como escarpias por la desproporción de los agentes para detener a una persona que simplemente estaba hablando con la prensa.

De hecho, y por las imágenes, parece que el líder LGBT ruso sea más el líder de una peligrosa organización terrorista que el de una organización que simplemente busca la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley. Sin duda, desproporción policial en un país que parece que ha perdido el norte en materia LGBT ante el silencio cómplice del resto de Europa.

Vía l Público
En Ambiente G l Rusia no tiene remedio. San Petersburgo aprueba una ley contra la propaganda gay

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios