El día del Orgullo Gay en Belgrado acaba mal

Sigue a

Belgrado

Como nos contó Patrick hace unas pocas entradas, en Belgrado, se ha celebrado el Día del Orgullo Gay. El país, poco acostumbrado a la ‘visibilidad’ se ha mostrado, en una reciente encuesta, en un 60% contrario a la homosexualidad, que como sabemos es tan absurdo como mostrarse contrario a tener pecas en la cara. Ya véis. Pero es que además, un tercio de ese porcentaje está a favor de que se use la violencia contra nosotros por ese motivo.

No debería sorprendernos entonces que haya habido en las calles de la capital de Serbia, una ‘contramanifestación’ de jóvenes ultras que intentaron amargar la fiesta y que acabó en enfrentamiento con la policía que procuraba que ambos grupos de manifestantes no se encontrasen. ¿Resultado? Confirmados hasta ahora, 140 heridos.

La letra con sangre entra, lema redentor de los que resuelven las cosas a hostias ha primado entre los skin heads y adláteres, ya que de esos 140 heridos, 124 han sido policías. Durante el encontronazo, y ahí van más cifras, 100 han sido detenidos de entre los angelitos que se han dedicado a prender fuego a lo que se encontraban por delante, incluyendo parte de la sede del partido que gobierna en estos momentos el país, el Partido Demócrata de Boris Tadić.

Desde 2001, no se celebraba un Orgullo en Belgrado y ya entonces, decenas de activistas gays resultaron heridos en enfrentamientos similares, pero sabemos que el dolor sólo amedrenta a los escasos de coraje, y a nuestro colectivo le sobran bemoles. En la históricamente multicastigada Europa del Este nuestro colectivo anda levantando cabeza contra viento, marea y cabezas huecas. Toda nuestra energía y cariño para ellos.

Gracias a todos los que habéis avisado.

Vía I El correo.com

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios