La emotiva carta de Carter Gustafson

Sigue a

Carter Gustafson

Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad. Eso es así. Muchas veces los mayores nos empeñamos en darle vueltas y más vueltas y unas cuantas vueltas más a cosas esencialmente simples. Por eso los programas de niños, a excepción de los de Canal Sur, nos parecen tan hipnóticos: la simplicidad hecha personitas.

En Minnesota, un niño de 8 años y tres cuatros, les ha escrito una carta a todos los ¿minnesotanos?… a los habitantes de Minnesota preguntándoles cosas muy simples. Carter, el flamante autor de la carta, tiene dos mamás. Carter no entiende qué diferencia hay entre que tus progenitores sean dos mujeres o que sean un hombre y una mujer.

Si finalmente no se permiten los matrimonios gay en Minnesota, ¿dejarán de ser una familia? Y si es ilegal ¿pueden meter a sus mamás en la cárcel? Esto aterra a Carter, ya que él quiere mucho a sus mamás y no las quiere ver en la cárcel.

Y lo más importante, Carter se plantea quién hace estas leyes que para él no tienen sentido alguno. Es el amor lo que hace a una familia. Carter está bastante desorientado a este respecto.

De tan simple que es el planteamiento, la carta se vuelve excesivamente profunda y emotiva. El punto de vista más sencillo es el que más facilmente puede llegar a tocar la fibra sensible. Obviamente, aquellos y aquellas que nos consideran aberraciones, que creen que una familia sólo la forman un papa y una mama y dos niños (a ser posible, niño y niña), leerán esta carta y pensarán que al niño ya le están lavando el cerebro desde pequeño y que no será feliz. Pues me parece un niño la mar de sano que se preocupa por sus mamás y que sólo le preocupa el amor para crear una familia.

Vía | Queerty
En Ambiente G | La carta de un padre homófobo despidiéndose de su hijo gay

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios