Las uniones civiles han sido rechazadas por la Cámara de Representantes de Colorado

Sigue a

Colorado

Era de esperar, pero no por ello es menos triste. Las uniones civiles gays fueron aprobadas por una amplia mayoría en el Senado de Colorado el pasado mes de marzo, y para su legalización definitiva, las uniones debían ser aprobadas por la Cámara de Reresentantes del Estado, una cámara en la que se prometía difícil la aprobación al estar dominada por la mayoría republicana.

Finalmente, se han cumplido los pronósticos, y las uniones civiles gays han sido rechazadas en esta Cámara por los votos de los congresistas republicanos. Pese a que tenían mayoría, los responsables republicanos habían intentado detener la celebración de la votación, ya que la legislatura estaba a punto de acabar y preferían evitar retratarse como lo que son: unos homófobos de cuidadado.

Pero ante la adversidad, y para saltarse el bloqueo republicano, el gobernador demócrata del estado, John Hickenlooper, intentó un último esfuerzo y convocó una sesión extraordinaria de la Cámara para tratar el tema, aunque al final el intento no haya tenido un final feliz.

Aún así, esto es una carrera de fondo, y pese a la derrota, el líder de los demócratas en la cámara estatal, Mark Ferrandino, ya ha asegurado que van a seguir insistiendo en la extensión de los derechos a toda la ciudadanía. Y en el lado contrario, en el lado republicano, unas declaraciones que podrían calificarse de insultantes.

El republicano Don Coram, que por cierto, tiene un hijo gay, se ha atrevido a señalar que “la comunidad gay está siendo usada como un peón político”. Valiente declaración la de un tipo que con su voto ha impedido que un importante grupo de ciudadanos de su estado no tengan una serie de derechos de los que sí que disfrutan el resto de sus conciudadanos. ¿No se escucharán mientras hablan?

Vía l Univisión
En Ambiente G l Colorado, en camino de aprobar las uniones civiles

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario