Le niegan el carnet por ser gay

Sigue a

italian flag

Italia será un país cojonudo para visitar, pero suceden tantas memeces protagonizados por altos funcionarios (eso es lo que eres, Berlusconi, un alto funcionario. That’s it), jueces e intocables miembros de la Iglesia, que el hedor debería echar atrás a los turistas. El acoso contra el colectivo GLBT en el país transalpino es una constante. Nuestra solidaridad a nuestra gente allí, por cierto, que se encuentra día tras días con el empuje neofascista de las autoridades de la Bota mediterránea.

¿El penúltimo disparate? En Brindisi, al sur del país, a Cristian Friscina le han negado el carnet de conducir argumentando lo siguiente: ‘Padece graves patologías que podrían resultar un impedimento para la seguridad de la conducción’. La grave patología que padece es… ser gay.

Esto hace, según las mismas autoridades, que Friscina ‘no sea idóneo para obtener permiso de conducir’. Asociaciones gays italianas y el Partido Radical se han puesto pilas denunciando el absurdo, pero increíblemente real caso. En el enlace correspondiente podéis ver más ejemplos de las últimas salidas de madre en contra de nuestro colectivo en Italia. No tienen precio. Lo dicho, al menos yo, ni borracho pongo un pie en La Bota.

Vía I El Mundo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios