elio1.jpg

No corren buenos tiempos para Bélgica. Con el país amenazado por el independentismo de los flamencos del norte frente a los valones francófonos del sur, acuciado por la crisis económica, y con la responsabilidad de ostentar la presidencia semestral de la Unión Europea hasta final de año, a pesar de la inestabilidad política que vive desde hace años por la falta de acuerdos entre las dos grandes comunidades del país, Bélgica ha visto como una nueva amenaza podría llegar a hacer peligrar la estabilidad del país.

El que podría ser primer ministro de Bélgica ha recibido amenazas de muerte por ser gay. Después de meses sin gobierno, y tras celebrarse nuevas elecciones en Bélgica el pasado mes de junio, todos los indicadores señalaban que el socialista francófono Elio di Rupo, gay reconocido por el mismo, podría convertirse en el próximo primer ministro belga. Pero este proceso ha sido salpicado por una amenaza que ha llegado hasta el político socialista a través de una carta enviada a una cadena de televisión belga, la VTM.

La carta recibida en este canal de televisión parece que lleva la firma un grupo integrista islámico, y no deja lugar a dudas al respecto. Bajo el título “En el nombre de Alá”, la carta advierte que “un homosexual no puede convertirse en primer ministro de una futura nación musulmana como Bélgica”. Según la carta, “El pecador y homosexual Di Rupo morirá por la espada blanca”.

De momento, la policía federal de Bruselas está investigando la carta, antes de decidir si se deben tomar medidas para proteger al político socialista, aunque de momento no se ha establecido protección policial para Di Rupo. Quizás la carta sea una mera broma de alguien, o un perturbado sin peligro real para el político. Pero vistos algunos tristes ejemplos sucedidos en países del norte de Europa con casos que comenzaron como este, con una simple carta, no es para tomarse el asunto a broma.

Vía I La Cuarta


Tags |