Benedicto XVI arremete contra el matrimonio gay durante su visita a Portugal

Sigue a

benedicto_xvi.jpg

Parecía que el Papa Ratzinger iba por el buen camino durante su visita pastoral a Portugal, tras reconocer que los problemas de la Iglesia no venían de fuera, sino que estaban en su propio seno, haciendo una clara referencia los casos de pederastia que están salpicando el orbe católico. Y yo, que soy optimista por naturaleza, me dije, mira que bien, parece que éste hombre comienza a cambiar sus posicionamientos.

Pero tras estas declaciones en las que parecía que el obispo de Roma rectificaba algunos de sus discursos, Benedicto XVI ha vuelto a las andadadas arremetiendo contra el matrimonio gay. Esa institución malévola que le quita el sueño y que debe ser la causa de todos los males de éste mundo, vista la preocupación que muestran siempre tanto él como sus adláteres por el tema.

El ataque de Ratzinger contra el matrimonio gay se escenificó durante un discurso que ofreció durante un acto con asociaciones católicas que se dedican a la pastoral social en la iglesia de la Santísima Trinidad de Fátima, un lugar en el que Benedicto XVI volvió con la cantinela de siempre: El matrimonio entre personas del mismo sexo es contrario al “bien común”.

Así, Ratzinger ha defendido por enésima vez las iniciativas puestas en marcha para proteger a la familia tradicional, basada por supuesto en el matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer, que ayudan a responder a algunos de los más insidiosos y peligrosos desafíos que hoy se oponen al bien común”, ha dicho el Papa. Lo dicho, más de lo mismo.

Vía I El País

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios