La publicidad es algo fascinante. Si hay una empresa que sepa de marketing y publicidad, ésa es Coca-Cola. No hace falta irse muy lejos para dar con éxitos publicitarios como el de las latas serigrafiadas con nombres personalizados, pero la historia de Coca-cola en publicidad es larga y exitosa.

En la memoria de todos queda el mítico anuncio de “son las 11 y media” y el reponedor macizorro de refrescos haciendo su entrada por la oficina. Pues bien, Coca-Cola acaba de lanzar un anuncio que emula a este último, con un toque muy retro y un guiño sublime al público gay. No te lo pierdas.

Como decimos, Coca-Cola acaba de lanzar un nuevo anuncio que es sencillamente brillante y con un toque muy gay. En lugar de reponedor buenorro ahora es el chico que limpia la piscina el objeto de deseo del anuncio. Muchas miradas lujuriosas caen sobre él mientras éste anda controlando el pH. El de la matriarca del hogar, una señora de mediana edad y sus dos hijos, un chico y una chica adolescentes en plena ebullición hormonal entre los cuales se inicia una competición por ver quién es el primero en proporcionarle un refresco al sudoroso empleado, y ya de paso ganarse su aprecio.

¿Quién se llevará al macizorro al agua?

Según la portavoz de la empresa, se trata de la reinterpretación de una historia clásica de la marca donde Coca-Cola es el centro de todo pero además ofrece un punto de vista que cuida la diversidad y la inclusión. En todo caso, el poder de estas pequeñas obras de arte es increíble, por lo que es de agradecer que grandes marcas como Coca-Cola o Kelloggs comiencen a ampliar los horizontes de su público contribuyendo a la normalización LGBT.

Vía | PinkNews


Tags |