Contra la homofobia y la transfobia, tolerancia cero

Síguenos

No a la homofobia

Hoy es un día importante. O al menos, debería serlo en nuestro calendario. Hoy, 17 de mayo, es el día internacional contra la homofobia y la transfobia. Un día en el que recordamos a la sociedad, y en el que también nos recordamos a nosotros mismos, que la homofobia todavía existe, que la homofobia todavía es parte de la vida de mucha gente. De unos, porque la sufren, y de otros, porque la ejercen, bien sea en su día a día haciendo mofa de los que son diferentes, o desde sus puestos de responsabilidad, practicando muchas veces la homofobia de estado.

Hoy es un día para reflexionar sobre la suerte que hemos tenido muchos de nacer en un entorno de libertades. Un día para dar un toque de atención a la sociedad sobre un problema que puede acabar en suicidios de adolescentes LGBT, o en palizas en un parque oscuro por parte de un grupo de salvajes hacia otra persona cuyo única “culpa“ es amar a alguien de su mismo sexo o sentirse atrapado en un cuerpo que no es el suyo. Un día para decir que ante la homofobia y la transfobia, la tolerancia debe ser cero.

Y un día también para recordar especialmente la suerte que les depara a los gays que no han tenido la fortuna de nacer en países como el nuestro. Pese a los avances que hemos vivido en los últimos años, buena parte de los homosexuales todavía viven en países en los que son perseguidos. En el peor de los casos, en Irán, Arabia Saudí, Yemen, Mauritania, Sudán, y en las regiones del norte de Nigeria y el sur de Somalia los gays son condenados a muerte sin miramiento alguno, mientras que en otros 78 países, la homosexualidad es una actividad ilegal.

Por fortuna, y aunque sea lentamente, la situación va cambiando, y ya son 113 países en los que la homosexualidad no es un acto ilegal. En el grupo de cabeza se encuentran Holanda, Bélgica, España, Canadá, Sudáfrica, Noruega, Suecia, Portugal, Argentina, e Islandia, además de varios estados norteamericanos y México DF, ya que tienen legalizado el matrimonio igualitario. Tras el grupo de cabeza, hay otro grupo de 14 países en los que se reconocen las uniones civiles para las parejas homosexuales, mientras que otros 9 países reconocen algunos derechos a las parejas gays.

Sin duda, nuestra situación ha mejorado a nivel global en los últimos años. Pero aún queda mucho hacer. En los países más avanzandos, en los que pese a las leyes favorables todavía se sufren casos de agresiones, bullying homófobo en los centros educativos o discriminación laboral. Y por supuesto, en los países en los que la homosexualidad es ilegal y en los que los crímenes homófobos se cometen siempre en la más absoluta impunidad al no contar con protección legal alguna. Pero lo importante es que por suerte, y pese a las dificultades, la homofobia y la transfobia tienen cada día menos rincones en los que esconderse.

En Ambiente G l Homofobia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios