El Ayuntamiento de Alcalá de Henares veta al Obispo en todos los actos oficiales

Sigue a

Las palabras homófobas, ya tristemente famosas, que el Obispo de Alcalá de Henares dijo en la homilía retransmitida hace unas semanas en La2 de Televisión Española, sigue teniendo reacciones y, en este caso, muy negativas para el señor en cuestión.

El Pleno del Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha aprobado vetar la presencia del obispo Juan Antonio Reig Pla en los actos oficiales. ¿El motivo? Sus opiniones sobre la homosexualidad perjudican la imagen de la ciudad. A pesar de que el Partido Popular gobierna en esta ciudad, lo hace en minoría, por lo que, a pesar de haber votado en contra de la medida, los votos de PSOE, IU y UPyD ha permitido que la moción se haya aprobado.

Además, se exigirá a la Conferencia Episcopal que se traslade al Obispo. Por su parte, el Obispado de Alcalá ha emitido un comunicado mostrando su “respeto por todas las personas, independientemente de su condición, y por todas las autoridades legítimamente constituidas”, pero recordando “la inviolabilidad del derecho humano fundamental a la libertad religiosa”.

El Obispado cree también que “Ninguna institución humana está legitimada para juzgar y, menos aún, impedir que se enseñen los contenidos de la Doctrina Católica. Además, cuando tal juicio e intento de conculcar la libertad religiosa procede formalmente de una institución política, se produce una triste e intolerable violación de los Derechos Humanos y del principio de separación Iglesia-Estado”.

Y eso es, precisamente, lo que yo más aplaudo de la noticia. A partir de ahora, la Iglesia no participará en ningún acto político oficial. Porque a la Iglesia, nadie le ha invitado a participar de la política.

El comunicado del Obispado es más largo, pero básicamente, defienden las palabras del Obispo y al propio Obispo como alguien que seguirá enseñando con caridad y verdad la “Doctrina Católica, con la gracia de Dios”.

Cabe añadir que la homilía de aquel fatídico viernes santo, está siendo examinada por el juzgado de instrucción número 6 de Alcalá de Henares, que podría ver en ella un delito de difusión de informaciones injuriosas contra homosexuales, según el artículo 510.2 del Código Penal.

Como os podréis imaginar, este veto al Obispo no ha sentado nada bien en ciertos sectores de la sociedad. HazteOir ha denunciado que esta decisión del Ayuntamiento es un ejercicio de totalitarismo e intolerancia palmario. Desde HazteOig, por cierto, se está preparando el VI Congreso Mundial de Familias del 25 de mayo en la que habrá una mesa de debate llamada “La familia natural y la revolución contra la familia”. ¿Adivináis quien es el moderador de la mesa? Exacto, el Obispo.

Por mi parte, no puedo más que aplaudir la decisión del Ayuntamiento de Alcalá de Henares. Hay que frenar de una vez por todas la homofobia gratuita y sin límites de la institución más atrasada del mundo.

Vía | ElMundo
En AmbienteG | La infalible terapia del obispo de Alcalá para curar la homosexualidad, según ‘El Jueves’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios