El ejército de Israel, un ejemplo a seguir

Síguenos

Yossi_et_Jagger_2002_Yossi_VeJager_1.jpg

Quizás Israel no sea uno de los países que más conozcamos. Si, todos sabemos donde está Israel, que tiene un sangriento y eterno conflicto abierto con Palestina desde hace años, y que Irán quiere borrarlo de la faz de la tierra.

Pero quitando este y algún dato más, en Europa, y en España en particular, creo que no tenemos un verdadero conocimiento de la realidad social de este pequeño país.

Un país de contrastes, en el que mientras por un lado existen amplios sectores de judíos fundamentalistas que desearían seguir viviendo en la Edad Media y que odian a los homosexuales, también existe un moderno Israel, abierto y progresista, que sitúa a su país entre los más modernos del planeta.

Un país que es capaz de dar asilo a un gay palestino, que hace poco aprobó la adopción para parejas del mismo sexo, que manda a Eurovisión a la cantante Dana Internacional o que es capaz de rodar películas como Antarctica o como Yossi & Jagger.

Dentro de este panorama liberal, se enmarca también la legislación que regula el ejército de Israel, una institución que se ha convertido en uno de los pocos ejércitos del mundo en el que los soldados pueden decir abiertamente que son homosexuales.

De hecho, es parte de la normalidad castrense que asociaciones de gays, lesbianas y transexuales impartan conferencias y organicen talleres para que los soldados y los mandos conozcan cuáles son los problemas a los que tienen que enfrentarse los soldaros gays dentro del ejército.

De todas maneras, y como pasa en todos sitios, y a pesar de lo que digan las leyes, tampoco es fácil ser gay en el ejército israelí.

A pesar de que la legislación castrense protege a los gays, la homofobia persiste. Avner Dafni, miembro del colectivo LGBT Camoni-Camoja, o lo que es lo mismo, Como yo-Como tú, explicó a la Agencia EFE el caso de unos soldados gays que fueron golpeados por sus compañeros durante una operación en territorio palestino. Lo positivo de este caso es que los agresores tuvieron que pagar lo que hicieron.

Además, y dejando atrás la negatividad, a pesar de que en Israel, por temas religiosos, los gays no se pueden casar, el ejército israelí sí que permite a los gays registrarse como parejas homosexuales, teniendo el mismo estatus y los mismos derechos que un soldado heterosexual casado para poder recibir ayudas sociales y económicas.

Vía I Yahoo Noticias

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios