kagan_1.jpg

Sólo faltaba un trámite para su nombramiento, y este paso ya se ha producido. El Senado de Estados Unidos ha aprobado la designación de Elena Kagan como miembro del Tribunal Supremo del país.

Kagan, que se ha convertido así en la cuarta mujer que accede a la máxima instancia judicial de Estados Unidos, ha sido nombrada con la oposición de los senadores republicanos, ya que piensan que si el matrimonio gay llega un día hasta esta institución judicial, Elena Kagan podría votar a favor del mismo.

De hecho, durante su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Judiciales del Senado, la ya juez del Tribunal Supremo evitó pronunciarse por temas polémicos como el matrimonio entre personas del mismo sexo. Un silencio que inquieta enormemente a políticos conservadores como es el caso de la senadora por Alaska Lisa Murkowski. Esta senadora, como muchos miembros del Partido Republicano, piensa que Kagan no ha aclarado que decidiría en casos sobre los que no hay precedentes en el Tribunal Supremo , como es el matrimonio gay.

Un miedo bastante fundado, ya que en estos momentos el matrimonio gay es objeto de debate en varios juzgados federales, y llegará con toda probabilidad al Tribunal Supremo durante el próximo curso judicial, por lo que los republicanos no querían bajo ningún concepto otro juez que facilitara las cosas a los defensores de los derechos y las libertades LGBT.

Una situación en la que con casi toda probabilidad Kagan votaría por el matrimonio homosexual, si observamos la trayectoria de la juez. Por ejemplo, cuando Elena Kagan era decana de la prestigiosa Universidad de Harvard, trató de impedir que el Ejército de los Estados Unidos reclutara soldados en el campus universitario, para mostrar su oposición a la ley don’t ask don’t tell, que prohíbe a los gays incorporarse al Ejécito si hacen pública su orientación sexual.

Además, Elena Kagan también ha sido atacada desde medios conservadores por supuestos rumores sobre su orientación sexual. Unos rumores que tuvieron que ser (inexplicablemente) desmentidos por la Casa Blanca, ante el silencio de Kagan. Aunque al final, lo que importa es que esta mujer ya es juez del Tribunal Supremo, y que sin duda deberá jugar un papel fundamental en un futuro no muy lejano en asuntos de vital importancia para los derechos LGBT como es el matrimonio gay.

Vía I El País
En Ambiente G I Una mujer pro matrimonio gay es nombrada miembro del Tribunal Supremo por Obama


Tags |