El vicepresidente y el ministro de Educación de Estados Unidos apoyan el matrimonio homosexual

Sigue a Ambienteg

Joe Biden

Mientras el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mantiene un silencio clamoroso respecto al matrimonio igualitario, supongo que acobardado por las próximas elecciones presidenciales, dos miembros de su gabinete sí que han decidido apoyar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Así lo han hecho tanto el vicepresidente de Estados Unidos como el ministro de Educación norteamericano, que en los últimos días han coincidido en apoyar el matrimonio homosexual. Tanto el vicepresidente Joe Biden como el Secretario de Estado de Educación, Arne Duncan, han coincidido en defender el matrimonio igualitario, aunque para muchos analistas, las declaraciones de ambos realizadas en apenas 24 horas son un globo sonda de la Casa Blanca para ver como reacciona la opinión pública de cara a los comicios presidenciales del próximo mes de noviembre.

Tanto Biden como Duncan han afirmado que su apoyo al matrimonio igualitario es privado, a la par que reconocían que el presidente Obama no lo comparte, ya que Obama apuesta por legalizar las uniones civiles. Además, Biden recordó que Obama acabó en el año 2011 con el ‘Don’t Ask, Don’t Tell’, la ley que prohibía a los homosexuales formar parte del ejército estadounidense si hacían pública su orientación sexual.

La verdad es que es una auténtica pena que el presidente de Estados Unidos esté a punto de finalizar su mandato y todavía no se vean avances significativos en la materia. Obama llegó al poder con las esperanzas de mucha gente que esperaba ver un cambio en materia de derechos LGBT, y aunque es cierto que el demócrata ha acabado con la vergonzosa ley del ‘Don’t Ask, Don’t Tell’, en lo que respecta al matrimonio entre personas del mismo sexo, los avances han sido nulos a nivel federal.

Una situación que ha provocado desilusión entre muchos votantes de Obama, que deberán pensar que hacen en las próximas elecciones, frustrados por la oportunidad perdida. Obama llegó cargado de expectativas como un soplo de aire fresco a la presidencia de Estados Unidos, y al final se ha quedado como un bluf. Sin duda, un bluf mejor que los republicanos, pero un bluf al fin y al cabo. Veremos que sucede en las presidenciales de noviembre.

Vía l ABC
En Ambiente G l El vicepresidente de Estados Unidos cree inevitable el consenso en torno al matrimonio gay

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios