Expulsan a una pareja gay de una caseta de la Feria de Sevilla por darse un beso

Sigue a

sevilla.jpg

Parece mentira como el darse un simple beso, ese gesto tan bonito y tan normal, pueda provocar todavía rechazo. Ocurrió el pasado sábado. Una pareja gay había acudido desde Madrid a pasar unos días hasta la capital andaluza, y conocer así su popular Feria de Abril.

Y todo iba bien, hasta que la pareja decidió darse un beso, un gesto simple e inocente que parece ser que no gustó a todo el mundo y que les valió que fueran expulsados de una caseta, según han denunciado los afectados.

Ambos estuvieron juto a unos amigos heterosexuales en varias casetas del recinto ferial, hasta que entraron en la caseta del número 41 de la calle Manolo Vázquez. Una caseta a la que habían acudido junto a sus amigos tras ser previamente invitados. Serían las 03:30 de la madrugada, cuando después de estar toda la noche bailando con chicas del grupo, se dedicaron “un gesto de amor”, dándose un simple beso.

Algo que se dan todos los días millones de seres humanos a lo largo y ancho del globo terráqueo, y que parece que todavía causa revuelo como si estuviéramos en la oscura Edad Media, tal y como sucedió en esta caseta de la Feria de Sevilla, siempre según los testigos.

Tras el beso, dos matrimonios que parece ser que eran socios de la caseta, les “invitaron amablemente” a marcharse del lugar, ya que dijeron que esa era su casa, y que algo así no podían tolerarlo, mientras eran arrastrados hacia la salida del mismo, en medio del nerviosismo de los dos jóvenes.

El grupo, para evitar males mayores, y visto el ambiente que se respiraba en el lugar, decidió marcharse. Aunque al día siguiente, y tras tranquilizarse, la pareja decidió formular una denuncia por homofobia contra la caseta ante la Policía Nacional. Según la pareja, la reacción tras su beso es un claro acto de homofobia, algo que no les había pasado en ningún sitio.

Vía I El Mundo
Fotografía I Galería de PhillipC

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios