Finalmente, todos los alcaldes franceses tendrán que celebrar matrimonios gays

Sigue a Ambienteg

Hollande

La polémica saltaba a la palestra la semana pasada. Pese a su mayoría parlamentaria y a las promesas, el presidente francés François Hollande anunció que la ley del matrimonio incluiría una clausula que recogía la objeción de conciencia a la que podrían acogerse todos los alcaldes que no quisieran celebrar enlaces de parejas gays. Un anuncio que evidentemente levantó las iras de la comunidad LGBT gala.

Finalmente, parece ser que el presidente francés ha dado marcha atrás, y todos los alcaldes franceses tendrán que celebrar matrimonios gays, les guste o no les guste. Eso es al menos lo que ha dicho, tras reunirse en el palacio del Elíseo con representantes de organizaciones LGBT francesas.

Según ha explicado Nicolas Gougain, portavoz de Inter-LGBT, el presidente francés se refería a los dispuesto en la legislación vigente en la actualidad para los matrimonios heterosexuales, que permite a los alcaldes delegar en otro funcionario su no puede o quiere participar en la ceremonia, asegurando que no se trata de una nueva disposición específica para la objeción a celebrar matrimonios entre dos personas del mismo sexo.

Además, Gougain anunció que se usarán todos los recursos del Estado, con sanciones incluidas, para hacer cumplir la nueva ley del matrimonio en todo el territorio francés. No sé si realmente Sarkozy Hollande quiso decir lo que dijo, o si fue una confusión de sus palabras, pero el caso es que el asunto se ha resuelto satisfactoriamente para nuestra causa. Ahora, a descontar las semanas hasta la aprobación de la ley.

Vía l Aragón Liberal
En Ambiente G l Hollande enfada a los homosexuales franceses
Foto l Facebook de François Hollande

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios