La mayoría de los jóvenes vascos apoya el matrimonio entre personas del mismo sexo

Sigue a Ambienteg

Vista de Bilbao

Noticias así, le alegran a uno el día. Sobre todo teniendo en cuenta que hoy celebramos el Día Internacional contra la homofobia, y que de ser así en más lugares, la homofobia no tendría cabida en el mundo de aquí a no muchos años.

El caso es que según recoge hoy El Correo, la mayoría de los jóvenes vascos apoya el matrimonio entre personas del mismo sexo. Y además, lo hacen de una forma aplastante, ya que el 87% de los jóvenes de esta Comunidad Autónoma muestra su apoyo al matrimonio igualitario.

En el caso del apoyo al cambio legal del sexo también es mayoritario, aunque desciende ligeramente, al quedarse en un 81% de los jóvenes encuestados. Una cifra que aunque sea más baja que la del matrimonio, tampoco está nada mal. Los datos han sido ofrecidos hoy por el Observatorio Vasco de la Juventud con motivo del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.

Según el Observatorio, el apoyo al matrimonio y a la reasignación ha aumentado de forma ligera en los últimos cuatro años. En el 2008, el 86% de los jóvenes apoyaba el matrimonio sin distinción del sexo de los contrayentes, frente al 87% reflejado en la encuesta de este año. Respecto al proceso de reasignación, el grado de apoyo ha aumentado algo más, al pasar del 78% al 81%.

El 86% de los encuestados tampoco ve ningún problema en tener un vecino LGBT. En el lado contrario, a un 11% sí que le importaría tener de vecino homosexual. En este caso, las cifras han mejorado, ya que en el 2010, un 14% de los encuestados preferían no tener ningún vecino LGBT en su edificio.

Lo más grave de la encuesta es que son los menores de 25 años los que más porcetanje de rechazo muestran hacia la homosexualidad. Aunque son minoritarios, el 14% de los encuestados menores de 25 años muestran algún tipo de intolerancia hacia los homosexuales, un acifra que se reduce al 13% de los que tienen entre 20 y 24 años, y baja de forma notable hasta el 8% de los que tienen entre 25 y 29 años.

En la línea con lo expuesto hasta aquí, un 88% ni apoya ni comparte que la homosexualidad sea una enfermedad, frente a un escaso 6% que sí que lo cree. Sin duda, datos para la esperanza, que nos ayudan a confiar en que es posible un mundo mejor. O al menos, una Euskadi mejor.

Vía l El Correo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios