nacionesunidas_logo.jpg

El pasado día 17, en Naciones Unidas se aprobó una situación calificada de histórica por muchos. Después de varios intentos, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU exigió tolerancia cero contra la homofobia, pidiendo a los países miembros que acaben con esta lacra de forma prioritaria.

La aprobación de esta resolución es un primer paso para proteger en todo el mundo los derechos de los ciudadanos LGBT, y contó con el respaldo de 23 países, frente al voto negativo de otros 19 estados. Entre los países que votaron por acabar con la homofobia se encuentran los países pertenecientes a la Unión Europea, Estados Unidos, Sudáfrica, Hispanoamérica y Brasil, mientras que los votos en contra llegaron desde varios países africanos y árabes.

En el texto adoptado, redactado por la delegación de Sudáfrica, se explica que todos los seres humanos han nacido libres e iguales en dignidad y derechos, por lo que todo el mundo tiene derecho a tener garantizados los derechos y libertades, sin distinción de ningún tipo, recordando además que los países son responsables de la promoción del respeto de todos los derechos y libertades.

En este sentido, desde la ONU se ha decidido establecer un grupo de trabajo intergubernamental para establecer una discusión transparente sobre la orientación sexual e identidad de género y para estudiar cómo puede aplicarse la legislación internacional puede evitar que los casos de violencia a causa de la identidad de género puedan quedar impunes, tal y como sucede en la actualidad en muchos países del mundo.

En el debate de la resolución, por parte de los países árabes intervino el portavoz de Pakistán en el Consejo de Derechos Humanos, Shafqat Alikhan, que trató de hacer ver a los miembros del consejo que este órgano no es el más adecuado para debatir sobre un tema que es visto por muchos países como una imposición no pactada.

En respuesta, el portavoz sudafricano, Erry Matjila añadió tajante que con la moción no se quiere imponer valores a ningún país, sino que lo que se pretende es reafirmar los derechos existen para todos. Un nuevo e importante paso adelante en materia de derechos LGBT, aunque ahora hace falta que la resolución sea cumplida por todos los países miembros de Naciones Unidas para evitar que los casos de violencia homófoba queden sin castigo.

Vía I El País


Tags |