Los dueños de un hotel que discriminó a una pareja gay recurren a la Corte Suprema

Síguenos

Dueños del hostal

La historia comenzó en 2008, cuando una pareja de homosexuales, Martyn Hall y Steven Preddy, quisieron alojarse en el Hostal Chumorvah, en Penzance. Los dueños del hostal, al ver que eran homsoexuales, Peter y Hazelmary Bull, les negaron esta posibilidad alegando razones morales y religiosas.

La pareja denunció lo ocurrido, y la justicia británica multó a los dueños del hostal con 3.600 libras, declarando que el comportamiento de los Bulls era discriminación directa. Una pequeña victoria para la pareja que, no obstante, puede tener un giro importante.

Ahora, los propietarios denunciados no se rinden, y, aún habiendo perdido un recurso de apelación en el que pedían permiso para poder rechazar a parejas homosexuales, van a llevar su caso a la Corte Suprema de Justicia. Esta institución, la más alta judicialmente hablando del Reino Unido, se ha comprometido a escuchar su caso. Por cierto que la pareja homófoba está respaldada, financiera y moralmente, por la organización religiosa Instituto Cristiano. Un nuevo ejemplo de eso que llaman “caridad cristiana”.

Vía | EnSentidoContrario

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios