Me cortaría la mano antes que votar al Partido Popular

Sigue a

post-v11.jpg

Aún no sé a quién voy a votar. Queda apenas una semana para hacerlo y todavía no lo he decidido. Eso sí, tengo absolutamente claro a quien no voy a entregar mi voto. Y ese es, sin duda alguna, el Partido Popular. En la entrada que escribí hace unos días sobre las opiniones de Zerolo respecto a Rajoy, Uridiego decía que en Ambiente G no somos imparciales. Por supuesto, se refería a que en mi post me mostraba totalmente en contra del PP. Y de ese comentario surgió la idea de escribir este texto.

No es que en Ambiente G no seamos imparciales, es que en este blog, como en cualquier otro, los que escribimos tenemos la libertad de expresar nuestra opinión. Sea la que sea. Y resulta que mi opinión en aquel y en este post es contraria a un partido en concreto. Es más, hoy por hoy me cortaría la mano antes que votar al Partido Popular.

Este blog no es sobre política. Pero resulta que la igualdad de las personas LGTB está en juego porque un partido, en concreto el PP, se ha propuesto recortar derechos que ya hemos conquistado y que afectan a miles y miles de personas en nuestro país. Sí, por supuesto, se trata del matrimonio. Y aunque el candidato y casi seguro próximo presidente del gobierno, Mariano Rajoy, ahora juega a la ambigüedad con este tema, no hay que olvidar que tiene presentado un recurso al Tribunal Constitucional por el cuál podríamos perder ese derecho.

Sí, es la misma cantinela de siempre. Pero es la cantinela que tenemos a día de hoy. Está en riesgo nuestra igualdad. Mientras que muchos países dan pasos adelante en materia de igualdad LGTB, resulta que nuestro posible próximo presidente, el que nos representará a todos, tiene en mente que lo nuestro no puede llamarse matrimonio. Mientras unos avanzan, Rajoy pretende que España vaya hacia atrás. Lamentable.

No voy a ser yo quien defienda a José Luis Rodríguez Zapatero, quien la ha cagado y bien gorda en su gestión al frente de la crisis. Pero sí que dudo mucho que el Partido Popular sea quien tenga las claves para devolver la estabilidad económica a los españoles. Y si la tiene, no sé que narices hace que no ha empezado ya a trabajar en ello. Porque como oposición tiene más obligaciones además de llevar la contraria a todo lo que hace el gobierno.

Para algunos es frívolo hablar del matrimonio entre personas del mismo sexo con la que está cayendo económicamente hablando. “No es lo más importante ahora“, me decía el otro día alguien afín al partido de la gaviota. No, claro. No es lo más importante, porque no interesa que lo sea.

Por supuesto que hay una prioridad y es sacar a España de este agujero, reactivar la economía y lograr que los índices de paro bajen al mínimo. Pero eso no quita que nos tengamos que callar ante la posibilidad de que nos quiten derechos conquistados que afectan directamente a nuestra igualdad. O lo que es lo mismo, no debemos admitir que se nos intente discriminar bajo ningún concepto y menos aquel que se supone que tiene que cuidar por nuestro bienestar.

El día que el Partido Popular deje de realizar acciones homófobas, un servidor dejará de hablar mal de Partido Popular. El día que la Iglesia deje de realizar acciones homófobas, un servidor dejará de hablar mal de la Iglesia. Y el día que ambas entidades trabajen de manera conjunta con el resto de la sociedad por una igualdad plena de todas las personas, un servidor empezará a hablar bien de las dos. Pero hasta entonces, esto es lo que hay. Toca seguir luchando.

Por cierto, para vuestra información, nos consta que hay alguien bastante conocido en el colectivo que va diciendo por ahí que Ambiente G es un blog pepero. Esto se puede deber a dos cosas: no se ha molestado jamás en leernos o intenta difamarnos. Si es la primera opción, es que es bastante poco inteligente y, si es la segunda, será que algo estamos haciendo bien. Ladran, luego cabalgamos. Pues eso.

En Ambiente G | #elnoviodeRajoy, el último cachondeo vía twitter a costa del matrimonio homosexual

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

33 comentarios