Por más que los escondan, los religiosos gays también existen

Sigue a

Vela

Siempre digo que una cosa es lo que dice la jerarquía católica, apoyada por los sectores más ultraconservadores, de lo que es la iglesia a nivel de calle, tanto a nivel sacerdotal como por los creyentes. Al menos, mi experiencia así ha sido. En mi entorno, entre mi familia, y mis amigos, hay muchos católicos practicantes, y la verdad es que nunca he sentido rechazo por parte de ellos. Al contrario, muchos de esos católicos han sido un importante apoyo en mis primeros pasos al salir del armario hace ya bastantes años. Justo lo contrario de lo que predican desde las altas esferas católicas.

Por eso, y porque estoy cansado de ver noticias en las que los obispos sueltan por su boca todo tipo de improperios contra los gays y contra nuestros derechos, me alegro de ver noticias como ésta, con la que se demuestra que hay cosas que van cambiando, aunque sea a pequeña escala. En este sentio, según el diario 20 Minutos, en Occidente están surgiendo grupos de reunión de religiosos gays, que se unen para vivir su fe de forma conjunta en el seno de una Iglesia con una cabeza homófoba, demostrando que por más que los quieran ocultar, los religiosos gays también existen. Y además, es bueno que empiecen a organizarse entre ellos, como camino hacia un futuro más abierto.

En el caso español, la agrupación Betania en Colores agrupa a sacerdotes y monjas homosexuales que suelen reunirse en Madrid todas las semanas aunque de forma todavía clandestina. Desde esta agrupación afirman que les “duele mucho” las declaracione homófobas de la jerarquía católica, ya que van “cargadas de odio, violencia y rechazo y el cristianismo predica lo contrario: amor, acogida, perdón”.

Según 20 Minutos, entre los asistentes a las reuniones de Betania acude un religioso francés que cree que la jerarquía católica francesa habla menos de homosexualidad que la española, mientras que reprocha a la curia romana que hable “tanto de homosexualidad y tan poco de crisis, desigualdades, desastres ecológicos, pobreza”.

Precisamente en Francia también existe una organización llamada los Pescadores de Hombres, que lleva ya varios años de funcionamiento agrupando a religiosos gays con bastante éxito, ya que en sus últimas jornadas, participaron un centenar de religiosos galos.

También en Roma, ciudad en la que está el corazón del catolicismo, y a la vez, de la homofobia más institucional desde los salones del Vaticano, también existe una web llamada Venerabilis con noticias y un chat en italiano, francés, español e inglés cuyo objetivo es poner en contacto a los religiosos gays. Aún así, y a pesar de defender la sensibilidad gay de los religiosos, desde la web se ataca el modo de vida gay por ser el opuesto a la vida religiosa que predican.

Saltanto el Atlántico, en Estados Unidos también existe la Gay Christian Network. Un grupo que en enero pasado celebraron su confereecia estatal en el estado de Florida, a la que invitaron a cientos de participantes a rezar y a buscar a Dios de forma conjunta.

Vía I 20 Minutos
En Ambiente G I Gays católicos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios