Ser homosexual es como nacer sin un brazo, según un miembro de la Iglesia

Síguenos

Cardenal Medina

Seguro que alguno, como ya nos habéis comentado en algunas ocasiones, piensa que ante ciertas declaraciones es mejor no darles bombo. Sin embargo, soy de los que creen que hay cosas que se deben saber, y dar a conocer, para denunciarlas. Solo haciéndolo podremos, quizás, evitar que se vuelvan a producir. Además, varios de vosotros nos habéis pedido hablar de lo que hoy os contamos.

Y hoy nos toca, de nuevo, lamentar una barbaridad dicha por un miembro de la Iglesia Católica. En esta ocasión viajamos a Chile, porque allí, el cardenal Jorge Medina, en una entrevista a la Revista Caras, ha comparado ser homosexual con nacer sin un brazo.

“(Los homosexuales) es gente que sufre mucho. Digan lo que digan, ellos sienten que su situación no es normal. Hay que ayudarlos a sobrellevar ese peso, que yo lo compararía, por ejemplo, con un niño que nace sin un brazo. Es una desgracia y hay que asistir a ese niño para que su limitación no le impida llevar una vida lo más común posible”. Conviene recordar que, este mismo cardenal, en otra entrevista, justificó los abusos sexuales de miembros de la Iglesia a jóvenes diciendo que “un muchacho de 17 años sabe lo que hace”.

La entrevista da para mucho, porque, al ser preguntado si es mejor para huérfano vivir en un orfanato o ser adoptado por una pareja homosexual, Medina lo tiene claro: “Su adopción por parte de convivientes homosexuales no me parece una opción ventajosa, ya que se corre el riesgo, muy grande, de que consideren el modo de vida de sus adoptantes como algo normal y aceptable”.

Cree el cardenal que los homosexuales cambiamos con frecuencia de pareja y que no podemos amar maritalmente a una persona del mismo sexo.

Vía | Caras

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

28 comentarios