Ternura frente al Pánico

nadal verdasco

Hace unos días, todas las primeras páginas de prensa, bailaron entre el morbo de baratillo y el drama insostenible, cuando un par de futbolistas, sin pedir permiso a la audiencia, se rindieron cariño. Las agencias de noticias son tan raquíticas llenando titulares que una dulce foto entre dos amigos se convirtió en carroña para las hienas. Las que habiendo encontrado en la autopista de la información una fuente inabarcable para derramar la mala leche en comentarios que requieren a menudo un buen repaso de corrector ortográfico y correctivo tolerante.

En el 2010 lo único que ha avanzado notablemente con respecto a lo que siempre ha habido es la tecnología. La sociedad sigue tan avanzada, aunque pretenda ser tan sofisticada, como el corcho de un alcornoque. En el género humano, los idiotas, o hacen más ruido que la mayoría o hacen palidecer tanto con su vocerío a los que no lo son, soltando, entre otras perlas, que la ternura entre hombres es mariconeo. Y van los titulares y se lo creen.

Que en un blog gay como el nuestro nos hagamos eco de la foto y le demos la vuelta hasta hacer un chiste con un brillante tirabuzón, tiene gracia y encanto, como el que le sobra a Peibols. Que la prensa seria se asombre de lo mismo es como niños de preescolar riéndose ante el espontáneo pedo de la seño al agacharse. Y lo han vestido de solemnidad y cierta mema condescendencia, sacando de quicio a unos protagonistas que han acabado soltando comentarios salidos de madre.

En esta sociedad, que sigue arrastrando malos hábitos de, literalmente, siglos pasados, se nos ha educado para temer a un Dios imaginado y para hacer dinero pisando cabezas, pero para nada más, en términos generales, que eso de aprender a vivir y a morir, a aprender del fracaso y a disfrutar humildemente emocionados del éxito es algo que vamos aprendiendo cada uno solito. Así como la tolerancia, que hasta que muchos no dieron su voz y su vida en ocasiones, por ello, fue, como no, de nuevo, puro mariconeo.

Como decía Ana Torroja, ‘Nada tienen de especial dos mujeres que se dan la mano’, ni que van al baño juntas, o se cuentan verdades deliciosamente banales al oído, pero sí lo hacen dos tíos con un par de huevos, son bujarronas ardientes sedientas de licor de meco. El cariño entre hombres sigue siendo espectáculo burlesco para los bobos del siglo XXI.

No hablaré, porque no debería hacer falta de que la intolerancia debería ya ser cero con dos señores que se aman y desean traspasar ese amor al lienzo legal de un certificado de matrimonio, sino al de dos amigos, sin más atracción física que la que persiguen dos personas con ganas de demostrarse el afecto que se tienen, censurándose absolutamente nada en las demostraciones de afecto. De la palmada al culo a la caricia en la espalda, la mano, el cuello o la tripa, el abrazo espontáneo, el beso único o repetido, el arrullo, la mirada en embeleso.

El afecto negado es cancerígeno, envicia y da más cancha para la especulación lerda. Nos deshumaniza y censurado pasa a ser cómplice de la átona sintonía de una sociedad infantil y malcriada que padece pánico frente a la ternura, que es la mejor arma, por su preciosa explicitud, justamente, contra el pánico.



Sobre

Rebelde, apasionado, singular, rompehuevos... qué sé yo. Dicen que soy indefinible, a Dios gracias! Definir personas es aburrido y sintomático del que está enfermo de pánico. Llevo años bailando sobre brasas ardiendo y o una de dos, o las brasas se apagaron o ya me acostumbré al fuego lento, porque luchar sigo luchando y soy enormemente feliz por ello. Por el camino he pasado necesidades y he aprendido a hacerlas aliadas y he ganado en sabiduría, en coraje y en cantidad de amigos, algunos amantes y un par de amores o tres absolutamente inolvidables. Uno de ellos, el más grande, Dan, da a esta cuenta su nombre. Mi presencia aquí es un homenaje al amor que nunca se ha roto entre nosotros, como retrato siempre apasionado, a veces alegre, a veces melancólico, del mayor amor de mi vida. Y si además de eso estoy por algo más, es por CREER, así con mayúsculas, que nuestra lucha por brillar en lo más alto como miembros de esta minoría maravillosa de la que formamos parte vale la pena, y aquí ando, mejor o peor, poniendo un granito de arena por ello. Para cualquier otra cosa, mi dirección de email es dan.ambienteg@hotmail.com y mi sitio en Facebook lo tenéis aquí.


'Ternura frente al Pánico' tiene 12 comentarios

  1. 12/05/2010 @ 12:38 jarvis

    …habrá que seguir luchando para que el cariño, la amistad, la ternura, y el amor entre dos personas del mismo sexo no vuelvan a ser titular, porque sea algo cotidiano…Muy buen post-puñetazo en la mesa DAN!

    Responder

  2. 12/05/2010 @ 12:46 Nacho

    Totalmente de acuerdo contigo Dan :-)

    Responder

  3. 12/05/2010 @ 16:57 sonia

    En esta vida hace falta mas cariño, pero ser cariñoso no siempre es bien reconocido y menos en hombres. ¿Cuantas veces no hemos oido que los hombres no deben llorar?, valiente parrafada.
    Son lastres antiguos que debemos soltar, como si un hombre se acuesta con 100 mujeres en un todo un macho y si una mujer se acuesta con 100 hombres una guarra. Todavía queda mucha mentalidad que cambiar.

    Responder

  4. 12/05/2010 @ 17:02 mic-mic

    Me ha encantado el punto de vista y creo que complementa perfectamente el post de Peibols de ayer.
    Una vez más, ¿qué tiene de malo demostrarse afecto en público? y ¿qué tiene que ver con la orientación sexual? si a mí me apetece acariciar o besar a un amigo, ¿ya me he vuelto hetero?
    ¿Sabíais que las caricias aumentan el rendimiento cerebral? Pues sí, lo hacen y debe ser por eso que hay mucho burro que anda suelto…

    Responder

  5. 12/05/2010 @ 17:19 andyrock

    nunca he expresado mi amor o cariño en publico… pienso que eso es muy mio y de la persona que amo, basta eso para ser feliz, si quisiera hacerlo tampoco tendria algun problema con ello, pues finalmente el problema o incomodidad no seria mio, sino de los demas, asi que actualmente doy muestras de afecto (no de amor, no se confundan) bastante explicitas a los hombres a mi alrededor, a quienes amo, admiro o repeto y valoro por el amor incondicional de estar a mi lado…. aun en contra de mucho.

    Responder

  6. 12/05/2010 @ 21:47 caballerow

    Un post muy bonito :)

    Responder

  7. 12/05/2010 @ 22:43 3750

    Totalmente de acuerdo. ¡Excelente post!

    Responder

  8. 13/05/2010 @ 01:32 Misael R.

    Tengo un amigo heterosexual, mi mejor amigo para ser sinceros que siempre que le pido un abrazo me lo regala …. Siempre me cuelgo de su cuello, y la escena es tierna … Le admiro por permitirme mostrarle cariño … con todo y su orgullo de hombre heterosexual. La foto entre Ibrahimovic y Pique me ha recordado mucho a mi amigo y a mi. Tienes toda la razón Dan … no tiene nada de malo el que exista cariño entre hombres sin que este tenga una connotación romántica … el problema es este mundo y su falsa moral … Disfrute mucho de tu Post …

    Responder

  9. 13/05/2010 @ 03:19 takeshiblues

    Impecable. Excelente entrada.

    Responder

  10. 13/05/2010 @ 20:33 eleny

    Pues sí, esa es la gran desgracia que os ha tocado a los hombres, la sociedad os enseña que no se puede mostrar cariño, no se puede llorar, hay que ser “fuerte”. Yo creo que en ese sentido las mujeres tenemos muchísima suerte, ya no sólo las lesbianas, sino el poder mostrar cariño que yo creo que es una cosa muy necesaria, el poder llorar tranquilamente sin pensar en el “qué dirán”. Y lo del cariño mutuo es cierto, en mi grupo de amigos hay tres chicos heteros y hay dos que se muestran bastante cariño -para dos amigas no sería “bastante”, pero para ser dos chicos sí- y el tercero siempre como que lo “rehuye” y se ríe y tal, como con vergüenza y no debería ser así, yo creo que es bonito el cariño entre dos amigos -de hecho fue gracioso, una vez los otros dos fueron todo el camino dándose la mano aposta para vacilarle-… ¿por qué no?

    Y sorprendentemente, aunque sea más “perjucdicial” eso es una cosa autoimpuesta que viene bastante del machismo, porque el que llora o el que muestra “debilidad” (lo que debería llamarse sentimientos) es un “nenaza”…

    Me ha gustado mucho el post y tienes toda la razón, espero que las cosas cambien.

    Responder

  11. 15/05/2010 @ 00:59 3312

    Es parte del machismo … esteriotipos sin razon puestos por la sociedad.
    Muy aparte de las orientaciones sexuales.

    Responder

  12. 15/05/2010 @ 22:58 react

    Dan, te lo dije alguna vez antes y ahora te lo tengo que volver a repetir. Me encantan tus posts, son magníficos!!! Este además, es maravilloso, super profundo, me encanta leerte en serio, a ti y a todos los que escribis en el blog, tanto editores como usuarios, seguid así!! (: (:

    Responder


Comparte con nosotros tus comentarios.

Your email address will not be published.

Blog en Wordpress Theme Old Paper adaptado por Ambiente G