Un cura prohibe a un gay casado ser padrino de un bautizo

Sigue a Ambienteg

Pila bautismal

Ha sido en Huelma, un pueblo de la provincia de Jaén, donde el sacerdote Manuel García ha prohibido a un homosexual casado ser padrino en el bautizo de una niña. El motivo lo ha explicado con bastante claridad: al estar casado con otro hombre se sitúa fuera de las normas de la Iglesia. Seguro que si viviese una mentira al estar casado con una mujer, no habría tenido ningún problema. O si se limitara a vestir a la Virgen…

Lo divertido es que la familia finalmente le ha dado plantón y celebró el bautizo en la parroquia de Bélmez de la Moraleda (sí, donde las caras) sin avisarle previamente, por lo que se quedó en sotana y esperando. Además cabe destacar que F.D.J.O., iniciales del homosexual en cuestión, afirma ser católico practicante: “Toda mi vida he formado parte del grupo de catequistas, he estado en cofradías, he sido adorador nocturno y siempre he estado relacionado con organizaciones como Cáritas”.

A pesar de que el bautizo se hizo en otra iglesia, F.D.J.O. se ha quedado sin ser el padrino, ya que aunque el cura de la parroquia de Bélmez inicialmente no puso impedimentos, el de Huelma le amenazó con poner una reclamación en el obispado si permitía que lo fuese, según informa Diario Jaen. Así que para evitar más problemas, decidió renunciar a su papel de padrino.

Al final, lo han sido dos desconocidos, ya que todos los familiares de la niña, que son de etnia gitana, no están confirmados y este sí que es uno de los requisitos indispensables para ser padrino. Se ve que es mucho mejor que apadrinen dos extraños a un homosexual casado, sí señor.

Gracias a Andrés y a Dorada por el aviso.

Vía | Diario Jaen
En Ambiente G | El Obispado de Getafe obliga a un sacerdote a un ‘Peritaje psiquiátrico’ para probar su homosexualidad (Actualización: El sacerdote era conocido por su abierta homofobia)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios