Un padre cojonudo. El mío.

Sigue a Ambienteg

Padre

Esta mañana, cuando llegué a la oficina, Outlook me recordó que era el Día del Padre. Así es Outlook. Algunos días coge una escopeta y te dispara en toda la boca. Porque sí, hoy es el Día del Padre, pero también es el primero en el que mi padre no está para felicitarle.

A menudo contamos en este blog historias de padres que no aceptan a sus hijos por culpa de su orientación sexual. Padres a los que no les tiembla el pulso a la hora de renegar de ese que lleva su misma sangre porque lo considera indigno de su apellido. Pero la realidad es que también hay padres cojonudos que ofrecen su apoyo incondicional. Padres cojonudos. Como el mío.

Un domingo, apenas unos cuatro o cinco meses antes de irse, fuimos a dar una vuelta con el coche como solíamos hacer. Hablando de mil cosas, llegamos a la homosexualidad. A su manera y sin tener ni puta idea de lo que es LGTB, me decía que todas las personas tenían derecho a ser felices tanto si le gustaban los hombres como las mujeres, y que nadie tenía que meterse en el tema.

Esta conversación no me pilló por sorpresa. Mi padre demostró normalidad hacia mi orientación sexual desde el mismo momento en el que salí del armario. Eso sí, me encantó escuchar, a sus 76 años, cómo con apenas unas cuantas palabras era capaz de mostrar todo el respeto que tanto exigimos.

Soy un tío afortunado. Por la familia que tengo y, por supuesto, por haber tenido cerca a un hombre como él. Con el que discutía. Con el que me reía. Con el que jugaba en la cama cuando era pequeño los domingos por la mañana. Con el que caminaba por la calle con la mano en su bolsillo para que no se me quedara fría.

Estaba muy orgulloso de mí. Y lo sé. Porque me lo dijo. Estaba muy orgulloso de él. Y lo sabía. Porque se lo dije. Y nueve meses después de su partida, yo solo aspiro a parecerme cada vez más a él. Porque creedme. Era cojonudo.

En Ambiente G | La carta de un padre a su hijo gay que ha dado la vuelta al mundo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios