Un partido gay podrá presentarse a las elecciones en Filipinas

Sigue a

bag-2.jpg

En mayo de este mismo año deben celebrarse elecciones en Filipinas, y a las mismas pensaba concurrir Ang Ladlad, un partido LGBT que simplemente busca la igualdad de todos los ciudadanos a través de una ley contra la discriminación.

Pero ese sueño de lograr un escaño se desvaneció el pasado mes de noviembre, cuando la Comisión Electoral de Filipinas hizo público un dictamen en el que prohibía al partido LGBT presentarse a la convocatoria electoral, amparándose en motivos meramente religiosos y morales, a través de un informe en el que había numerosas referencias tanto a la Biblia como al Corán.

Por fortuna, hoy hemos sabido que el partido LGBT podrá presentarse a las elecciones filipinas, gracias a una sentencia del Tribunal Supremo del país, que ha dado luz verde a la participación del partido en las elecciones del 10 de mayo.

En la sentencia del Tribunal Supremo, los jueces han admitido que una parte de la sociedad filipina recela del colectivo LGBT, pero que aún así, “Filipinas no puede criminalizar por ello esta conducta”, por lo que la formación podrá registrarse como partido”.

Según el Supremo, “No podemos cerrar los ojos ante el hecho de que a lo largo de los años, las conductas homosexuales y los propios homosexuales han sido rechazados por la sociedad por sus creencias religiosas o convicciones sobre el matrimonio, la familia y la procreación”.

El líder del partido Ang Ladlad, que en idioma Tagalo significa Fuera del armario, es un profesor de la Universidad jesuita Ateneo de Manila llamado Danton Remoto, y tras la sentencia del Tribunal Supremo ha afirmado que la exclusión de su candidatura se debe únicamente a motivos religiosos y no políticos. Además, ha explicado que su objetivo es aprobar una ley que acabe con la discriminación que sufren los gays en Filipinas si llegan a lograr el escaño al que aspiran.

Según la ley electoral filipina, las minorías tienen derecho a luchar en las elecciones por un escaño en el parlamento del país. Pero aunque consiguieran ese escaño, el objetivo de aprobar la ley parece casi inalcanzable, ya que dicha ley se está debatiendo desde hace décadas en Filipinas, perdiendo todos los debates que se han producido en el Parlamento de forma sistemática.

Vía I La Vanguardia
En Ambiente G I Un partido gay no podrá participar en las elecciones filipinas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios