Una jueza lesbiana se niega a casar a parejas heterosexuales en Texas

Síguenos

tonya.jpg

El otro día os contábamos la negativa de un peluquero homosexual a peinar a una política que había votado en contra del matrimonio igualitario. Hoy os contamos otros ejemplo que demuestra que podemos hacer más de lo que parece desde nuestra posición, más aún si es una posición de un cierto poder.

Es el caso de Tonya Parker, una jueza lesbiana de Texas que se ha negado a casar a parejas heterosexuales en su tribunal hasta que el estado permita también las bodas homosexuales. “Es un poco contradictorio llevar a cabo ceremonias que no se puedan realizar para mí. Por lo tanto, me niego a hacerlo”, ha explicado (¡Y olé!).

Su decisión ha dividido al estado entre los más conservadores, que la han criticado duramente, y el resto de la población que la apoya. Ante las críticas, Tonya ha explicado que esta decisión no es una violación a su juramento como jueza, ya que celebrar matrimonios no es una obligación a su cargo sino un privilegio que se le concede y al que ella, de momento, y hasta que los homosexuales puedan casarse, ha renunciado.

Vía | Anodis

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios