katy perry

Una emisora de radio neozelandesa hizo un concurso en el que se regalaban entradas para el concierto de Katy Perry en Melbourne –se incluía el viaje hasta Australia-.

La mecánica del concurso era simple: las chicas tenían que besarse durante 20 segundos el pasado 4 de septiembre a las 4:45 de la tarde en alguno de los puntos de Nueva Zelanda marcados por la emisora.

La afluencia fue tal, que las participantes neozelandesas ahora son poseedoras del record del mundo de ‘chicas besando chicas’. Fueron 240 chicas – 120 parejas -, un número nada desdeñable.

Evidentemente muchas de ellas eran heterosexuales pero, ¿qué problema hay? Besar a una chica no les hará ningún daño y además podrán fardar ante sus amigas.

Hay quien objeta que tanto este concurso como la canción de Katy Perry en la que se basa, sólo potencian el desenfreno sexual universitario, pero ¿qué sería la vida sin la ‘universidad’? ¿Y sin el desenfreno…? Además, siempre existe la posibilidad de que alguna de ellas descubra que le gusta…

Vía | Lesbilicious

Tags |

Pin It on Pinterest

Share This