caster semenya

En Berlín están teniendo lugar los mundiales de atletismo y después del récord del mundo batido por Usain Bolt, la gran noticia es la sudafricana Caster Semenya, pero lamentablemente lo importante no es su actuación en las carreras –que parece ser increíblemente buena-, sino su aspecto masculino.

Desconozco las causas del aspecto de Caster Semenya, que pueden ser múltiples, pero esta no es una razón para que la prensa se esté despachando con una corredora de sólo 18 años. Las barbaridades que he llegado a leer estos dos últimos días en la prensa generalista de este país me ha irritado mucho. Caster Seneya está siendo ‘cruelmente humillada’ como su propia madre ha hecho notar.

Evidentemente no es descartable que Caster Semenya tenga algún tipo de estado intersexual, pero esta no es una razón para burlarse de su aspecto físico ni menospreciarla como atleta. Un poco de respeto es lo mínimo exigible. Aunque posiblemente las palabras más desafortunadas son las que publicó El Mundo:

A la chica, o lo que sea, hay algo que le motiva…

Por lo visto, hay dos razones para dudar: su fuerte musculatura y su vello facial –dos cosas que puede desarrollar una mujer sin problemas de intersexualidad-.

Caster Semenya está inscrita como mujer y sus genitales son claramente femeninos, pero dado su aspecto ha sido sometida a dos tests de género: uno de la federación Sudafricana y el otro de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo.

Estos tests son muy complejos y en ellos se hacen exámenes cromosómicos, hormonales y ginecológicos. Con los resultados en la mano, serán los médicos los que decidirán si Caster sufre algún tipo de intersexualidad y si esta debe inhabilitarla para correr con las chicas.

Evidentemente las implicaciones que puede tener esto son muchas. Para empezar perdería las medallas que ya ha ganado, pero lo peor es que le ocurriría lo mismo que en 2006 le sucedió a la atleta india Santhi Soundarajan, que tuvo que devolver una medalla duramente ganada después de verificarse que genéticamente era un hombre aunque ella lo desconocía.

Las dudas de intersexualidad no son algo nuevo en el atletismo, pero a diferencia de los que se dopan, estas corredoras desconocen su condición y no han hecho nada ilegal, simplemente nacieron así, y si la federación va a desposeerlas de sus sueños, cuando menos hay que ofrecerles un poco de respeto.

En Ambiente G | No quieren que una intersexual sea tenista profesional


Tags |