kiko1.jpg

Los rumores sobre la sexualidad del colaborador de Sálvame, Kiko Hernández sobrevuelan desde hace tiempo los mentideros de los programos del corazón. Y un reciente beso del colaborador con Enrique del Pozo ha vuelto a hacer saltar los rumores sobre la orientación sexual de Kiko en este verano tan tedioso y escaso de noticias.

Unos rumores que el propio colaborador ha querido cortar por lo sano, afirmando que “en mi casa nunca ha habido armarios”, a la par que pedía que “la bromita” se acabara ya, y lanzaba al aire toda una declaración de intenciones:

“Yo soy gay, yo soy lesbiana, yo soy bisexual y me acuesto con quien me da la gana”.

Todo comenzó cuando el programa de Telecinco Sálvame envió a Kiko Hernández a Barcelona para que cubriera uno de los festivales LGBT más importantes de Europa. Por lo visto, el colaborador tuvo envidia de la cantidad de besos que se estaba dando todo el mundo en la capital catalana, y quiso disfrutar de esa ambiente probando alguno de esos besos.

De entrada, parece ser que Kiko se besó con Nagore , una exconcursante de Gran Hermano que no debió dejarle muy satisfecho, ya que el colaborador seguió buscando. Y no tardó mucho en encontrar algo más, ya que el propio colaborador de Sálvame confesó que se había liado con alguien de otra cadena de la competencia, aunque no quiso descubrir el nombre del afortunado.

Pero como en ese patio de vecinas que es el Sálvame todo se sabe más pronto que tarde, al día siguiente, los seguidores del programa ya sabían que el afortunado que había besado a Kiko era Enrique del Pozo, que en la actualidad es colaborador de Antena 3 TV.

Y el beso en cuestión ha traído cola en este programa, como cualquier asunto que surge entre sus colaboradores, por más nimio que sea. A pesar de que Kiko pedía que la “bromita” se acabara ya, la presentadora del espacio, Paz Padilla, aportaba novedades al tema. Según la presentadora, Enrique del Pozo había enviado un mesanje a Kiko. Un mensaje, que por supuesto, había llegado a manos de la Padilla, y que iba a leer delante de todos, para no dejar a colaboradores y espectadores con la duda en el cuerpo, no fuera a ser que esa noche no pudieran dormir.

Y así, la presentadora leyó un mensaje que en teoría era de Enrique del Pozo y que no dejaba lugar a dudas sobre lo sucedido:

“No podía imaginar que un beso tuyo me haría volver a creer en el amor. Sé que detrás de ese hombre duro hay un ángel, déjame hacer feliz y tú sálvame de este sin vivir. Te quiero. Enrique del Pozo”.

Enternecedor, el mensaje del colaborador de Antena 3 y ex miembro del dúo infantil Enrique y Ana. Pero ni con este mensaje tan romanticón fue capaz Enrique de enternecer a Kiko, quien afirmó que había hablado ya con él, a la vez que le pedía que acabara con la broma.

Y como suele pasar en este programa, siempre hay gente dispuesta a seguir haciendo leña de cualquier tema que se presente con tal de seguir alimentando a su fiel audiencia. En este caso, le tocó al fotógrafo Diego Arrabal seguir hurgando en este esperpento.

Así, ambos se enzarzaron en un debate en el que cada vez se veía a Kiko más acalorado, con frases del estilo: “¿Te gusta Enrique?”, “¿Te gusta a ti? , Preocúpate de lo que te gusta a ti que yo ya me preocuparé de lo que me gusta a mí”. Un cruce de acusaciones que acabaron con Diego Arrabal diciéndole a Kiko que se veía la plumita, a lo que el colaborador contestó “Una cosa es una bromita y otra cosa es ofender. No te pases un pelo, claro que un pelo no te puedes pasar…”.

Un espectáculo lamentable sobre un tema que no debería importar a nadie, y que tuvo un final de lo más triste, con la frase de la pluma. Mal por Diego Arrabal, por atacar a alguien por tener en teoría pluma y por querer sacar a alguien del amario. Pero mal también por alguien como Kiko, que responde a cajas destempladas ante una acusación tan chorras como esa, y por pensar que que te digan que tienes pluma es ofender. Aunque por otro lado, no sé como me sigo sorprendiendo de los pseudo debates y del pseudo periodismo rosa y amarillista de un programa como Sálvame. En fin, serpientes de verano que seguro que siguen en próximos días, para regocijo de algunos, y desespero de otros.

Vía I Telecinco


Tags |