safo

Arrancamos la semana en Ambiente G retomando una sección un tanto olvidada, esa que nos habla de gays ilustres de la historia. Y es que los ha habido, muchos y muy buenos, cada uno en su competencia. Como la sección recae en mi esta vez, he decidido volver hacia atrás en el tiempo, por eso de empezar por el principio y nos hemos ido a la Grecia Antigua y hoy hablaré de Safo, poetisa griega que vivía en la isla griega de Lesbos y a la que debemos términos como lesbianismo o en su versión más culta, safismo.

Safo fue una mujer culta y adelantada a su tiempo, no sin detractores y fue de las primeras mujeres que escribieron poemas de amor para otras mujeres por eso es un personaje singular y destacado entre los gays ilustres de la historia y por eso, mi primer post de esta sección va dedicado a ella.

Su vida

Safo, la mayor de cuatro hermanos de una familia rica dedicada al comercio de vinos queda huérfana de padre bastante joven, al morir su padre en la guerra entre Lesbos y Atenas toma las riendas del negocio familiar, el cual, alcanza su máximo esplendor bajo su dirección.
En la Lesbos de la Grecia Antigua y al contrario que en nuestros días o en la edad media, la mujer tenía los mismos derechos que el hombre, esto se debía en parte a que esta isla, al ser de tránsito, recibía influencias de otras culturas y eso la convertía en un lugar liberal y cosmopolita.

En su rival, Atenas, era todo lo contrario, la mujer se dedicaba al hogar y a no ser que se fuera cortesana, no tenían acceso a la cultura, ni a la educación. Esto explica que Safo, fuera muy criticada en la sociedad ateniense.

En la Grecia de aquellos tiempos, cada isla o incluso, cada ciudad eran estados por lo que la política estaba muy presente en la vida. Safo fue conocida, también, por ser una gran activista política que no gustaba de guardarse su opinión. Incluso llegó a participar en una conspiración para derrocar al gobernante de la isla, Pitaco. Por ello fue detenida y desterrada a Sicilia durante algunos años.

Fue en Siracusa donde contrajo matrimonio y fue madre de Kelis. Lejos de dedicarse a ser solo esposa y madre, en su época de exilio desarrolló una intensa vida intelectual y aprovechó su ubicación para ponerse al día de las distintas culturas del Mediterráneo. Su marido, mucho mayor que ella, falleció al poco de casarse dejándole una gran fortuna.

lesbos

Mito Gay

De regreso a Lesbos, arregladas sus diferencias con Pitaco, que al final no resultó tan tirano, creó en Mitelene una academia de las artes en las que las jóvenes doncellas eran preparadas para el matrimonio. A ellas les dedicó muchas de sus conocidas odas nupciales.

Ella amó, sin esconderlo, tanto a hombres como a mujeres. Una práctica habitual en la Grecia Antigua y que era aceptada por la sociedad. En los siglos venideros y con la llegada del cristianismo, fue despreciada por sus prácticas sexuales y por sus cantos al amor hacia otras mujeres.

Su gran amor fue Atthi y cuando la muchacha abandonó la academia para desposarse escribío uno de sus más famosos poemas: El adios a Atthi. Un poema desgarrador en el que se demuestra el profundo amor entre las dos. Safo una mujer ardiente, se enamoró muchas veces y siempre con mucha pasión.

Safo desapareció en parte cuando el Papa Gregorio VII en el siglo XI hizo quemar todos los manuscritos rubricados por ella por considerarlos inmorales. En la época romábtica, en el XIX, comenzó a recuperarse lo que quedaba de ella y se la consideró la poeta de los amores imposibles, ya que entre dos mujeres era un tema tabú. Aún en el siglo XX aparece un papiro con fragmentos de sus poemas y la Oda a las Nereidas, quién sabe si seguirán apareciendo obras suyas escondidas en el algún lugar.

safo en Colonia

Su obra

Escribió nueve libros de odas, epitalamios o canciones nupciales, elegías e himnos aunque se conservan muy pocos de estos poemas a pesar de que en su tiempo sus poemas fueron muy valorados tanto por los griegos, como por los romanos que vendrían después.

La poesía de Safo se caracteriza por ser sencilla, intima y con mucho sentimiento. Sus versos dejan constancia de su atracción y relación por otras mujeres aunque también tuvo amantes hombres, a algunos de los cuales dedicó poemas.

Su poema más conocido es la Oda de Afrodita, la diosa del amor y de la belleza. En su Oda a Afrodita, pide a la diosa que le regale los favores de sus amantes. Es la confidente, la que intercede cuando el sentimiento amoroso conduce a la locura.

Su obra se considera revolucionaria, sobre todo por ser mujer en una época en la que la visión masculina era predominante. Ella criticó la fuerza como medio para conseguir las cosas, hace apología del arte y del desarrollos de la vida interior indicándolo como el buen camino para conseguir el éxito.

Safo murió en el año 570 a C. y en sus últimos poemas muestra un estado de ánimo placentero, feliz consigo misma y con las cosas que le rodean. Es posible encontrar en muchas partes de Grecia después de su muerte monedas con su efigie y numerosas estatuas. Platón la admiraba tanto que se refirió a ella como “la décima Musa”.

Desde luego Safo, se merece su lugar entre los gays ilustres de la historia, un lugar grande y principal y por eso, hoy, le hemos dedicado este extenso post que intenta explicar su vida, su obra y como surgió el mito. Estamos hablando de una de las grandes divas de la antigüedad. Tengamos en cuenta que los poemas iban acompañados de música, que ella también componía y bailes, también coreografiádos por ella. Una auténtica Kylie del pasado.

Imágenes | belencantero, pilar_torres, rivello
En Ambiente G | Los deportistas gays más famosos de la historia


Tags |